Crónica mínima de River Plate - Ferrocarril Oeste

Un sábado distinto. Me mandé a ver River - Ferro.

Lindo clima, muchos padres con chicos, chicas lindas, parejas, mucha gente, un gran espectáculo.

Dado que el 2 de abril es el día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, todos los hinchas de River y de Ferro cantaron "el que no salta es un inglés", mientras Lanata, Sarlo, los editores de Clarín y La Nación lo veían por TV y jugaban -por ejemplo- al bridge. Lo popular en general no es permeable a los análisis rebuscados del tipo "escuchemos a los kelpers". Lo popular tiene códigos de calle. Y ahí estamos.

Otra cosa, de sociología futbolera fue terminar de entender que los equipos son sus hinchas, y los jugadores (¡y el técnico y los dirigentes!) sus representantes, si no actúan como uno espera los prenden fuego. Había un tipo que gritaba fuera de sí "chori te espero a la salida para recontra cagarte a trompadas". Sí, capaz que no era una medida exagerada.

Cuando un equipo juega mal, no representa a sus hinchas y éstos se enojan. Por eso sigo diciendo que la analogía de decir que Néstor es Maradona y Cristina es Messi, funciona como piña, porque juegan excelente y representan a la sociedad en su conjunto.

La gran mayoría de los hinchas sigue festejando a la barra brava, no sé qué festejamos (!). Soy un convencido de que cada conflicto que involucra a una barra brava debe penalizarse con quita de puntos a su equipo. Pero esto es una polémica de otro blog.

En términos futbolísticos pienso que jugar con dos 9 (Cavenaghi y Trezeguet) no genera un problema entre ellos (eso es una gansada), pero le quita un jugador al equipo para transportar la pelota. Lo cual perjudica las llegadas y fuerza a tirar muchos centros. A River le falta orden sin la pelota, debería usar un poco el verde de Ferro, por inmaduros. Pero lo importante es ganar y todo lo demás se va viendo. Una fiesta, desordenada, pero alegre.

Eso. Sigan con lo suyo. Buen fin de semana y gran segundo trimestre (?).

Comentarios

Ricardo dijo…
River tiene un par de problemas. Amén de depender demasiado de las individualidades (el análisis fácil), es un equipo largo y eso se vio claramente hoy. Al jugar con el tridente pierde creación, porque al Chori le sienta mejor bajar a buscarla que estar abajo para transportarla. Pierde sorpresa y así pierde peso. Y además queda demasiado sólo Ponzio, al tener dos carrileros netos como Sánchez y Ocampos. Aguirre le sentaría mejor al mediocampo pero, ¿quién sale? ¿Un defensor? Ni loco.
Puede seguir jugando así, pero me gustaba más con el 4-4-2 de la primera rueda. Me parecía más sólido. El tema es... ¿lo sacás al Chori para ponerlo a Aguirre? Qué difícil, ¿eh?

Saludos.
Claramente. El chori baja a buscarla, estira el equipo y transporta con el único pase posible a Ocampos (o hacia atrás).

Tiene que salir uno de los 9, no porque se pisen, sino por lo que decía antes.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos