miércoles, julio 29, 2015

Informe de la Cepal (2015), mención Argentina

Hice un recorte a vuelo de pájaro del último informe de la CEPAL.

Les pego algunos gráficos que sirven para justificar que cualquier cambio que políticamente se evalúe correcto para el país debe ser gradual, a la luz de una macro que anda saludablemente más o menos bien si se tiene en cuenta el contexto.

Click en imágenes para agrandar









sábado, julio 25, 2015

Aumentó la clase media en la Argentina

Pasó de una participación de 15% en 2001 a 32,5% en 2011. La data de Pew Research Center, muestra un aumento de la clase media en Latinoamérica y la Argentina en particular.

Esto se vincula ciertamente con el rol del Estado. En Latinoamérica, en efecto, los estados aprovecharon la ventaja de los términos de intercambio (de productos primarios) para redistribuir el ingreso primero, y avanzar en incipientes desarrollos industriales, despúes. La demanda efectiva aumentó. Esto mejoró los niveles de clase media tan lastimados en la etapa donde el frío neoliberal dominó el continente.

En la Argentina en particular, aumentaron salarios reales, jubilaciones, cantidad de jubilados, derechos sociales, medidas de protección comercial y aumento del empleo privado y público. Esto sin lugar a dudas, bajó la pobreza y expandió la clase media. Ésta clase de cosas, mercado interno y externo, son las que precisan los países que buscan desarrollarse, aunque no sea fácil generarlas.

Al mismo tiempo se puede ver que en países donde actualmente prima una lógica neoliberal la clase media ha disminuido. Este neoliberalismo, llevado adelante por la troika en Europa ha golpeado economías como las de los PIGS. Este dominio de la troka se expresa en la libertad económica sin control estatal, donde los grandes agentes de la economía transnacional aprovechan ese menor poder ergulatorio del Estado para hacer negocios que de otra forma serían mucho más difíciles de hacer, cosa que concentra las economías, profundizando el poder del capital sobre los pueblos y los trabajadores.

En contraposición, los BRICS, con lógicas menos ortodoxas, también aumentaron su clase media.

Los datos son hasta 2011, luego de lo cual se profundizó el contraste señalado.


(Clik en las imágenes para agrandar)








lunes, julio 20, 2015

Realidad estructural - realidad simbólica

Pasan muchas cosas en la Argentina de mediados de 2015. Muchas cosas que no se esperaba nadie y muchas otras que, aunque no sabíamos si ocurrirían, esperábamos casi todos.

Me gustaría diferenciar entre las dos cosas, sin dejar de decir que estpan estrechamente vinculadas.

La realidad estructural, la que nos importa, la que tiene que ver con la sustentabilidad de la inclusión, la que analiza cuántos dólares se precisan para sostener en el tiempo cierto nivel de salarios, empleo y comportamiento industrial. La que se fija cuántas reservas se pueden entregar para sostener el mercado interno antes de arriesgar la pobreza afectando la competitividad y el desarrollo industrial. La que comprende a los villeros que invierten en ladrillos, pero adentro de las villas. La que diagnóstica hasta qué punto se pueden controlar exportaciones rurales afectando precios y no cantidades. La que celebra el desendeudamiento pero que no se encrapicha cuando faltan dólares. La que no cierra con los buitres pero sabe que la cuenta capital debe abrirse a la menor tasa posible. La que aplaude que se estaticen aquellas empresas estratégicas, se recupere el BCRA y Anses, pero sigue buscando dispositivos para que esas instituciones funcionen mejor. La que mira cuánta plata se puede redistribuir desde el Estado ampliando derechos, mejorando la distribución del ingreso, antes que la inflación generada por ello se coma esa misma redistribución. La que pone en duda que los subsidios del Estado a las tarifas de servicios en CABA son siempre más importantes que las recomposiciones fiscales a las economías regionales.

La que celebra después de 12 años que la política mande sobre el poder económico sin afectar el camino de la democracia, pero no descorcha porque sabe que esto no tiene un punto de llegada, que es un sendero permanente. Y acá ponemos un punto, porque esto hace las veces de puente con lo simbólico.

Y la realidad simbólica. Aquella que se maneja en un terreno menos medible (aunque se quiera medirla bien). Que hace a la opinión pública, a las fuerzas sociales que van y vienen. A sindicatos que se hacen fuertes en la medida que es bajo el desempleo. Vinculada asimismo con los armados políticos, el tejido de relaciones, que tiene su impacto en la prensa y que de a poquito va generando un sentido común, difuso. Acá hay una tensión en juego que se construye entre relaciones sociales, políticas, acumulaciones, manifestaciones, construcciones temporales, relatos, antirrelatos, elecciones, e interpretaciones.

Todo esto juega en la vida de un país, de su desarrollo. Un país que necesita de la industria para que haya mayor inclusión, pero que esa misma inclusión tensiona el desarrollo. Un país que en estos últimos 4 años vio una meseta de industrialización privada, pero donde pocos tienen en cuenta que mejoró su industrialización desde la esfera pública (vagones, aviones, satélites, infraestructura, energía, hidrocarburos, etc.). Un país que tiene amesetadas sus variables privadas de desarrollo pero que mejoró la conducción del crédito productivo.

Todo esto se pone en juego más que nunca frente a 2016. Un PRO fuerte condicionaba el escenario para salir de una forma, pero un PRO debil, le vuelve a otorgar al FpV un lugar protagónico en la resolución de este escenario. Por lo que cabe pensar más en un incrementalismo resolutivo que un cambio de sentido. Las tensiones éstas van a variar necesariamente, pero cabe proyectar un escenario moderado de resolución antes que uno abrupto. Así la relación entre lo estructural y lo simbólico asiste a un nuevo intento de moderación, cosa que en la Argentina nunca se logró sostener en el largo plazo. Hagamos fuerza para que esta vez sí.

miércoles, julio 15, 2015

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Son empresas que registran empleo, por eso la fuente es el Ministerio de Trabajo (en base a tablas de SIPA, de Anses). Para más datos sobre variación de empleo por ramas, acá. Este post es la actualización de uno anterior, pero con nuevos cruces de datos.

A continuación algunos datos que permiten aproximarse a la cantidad de empresas (que registran empleo) en la Argentina, y sus variaciones por rama.

Empresas totales, y empresas industriales. Desde 2003 hasta 2013 las empresas totales aumentaron en cantidad un 50%, mientras que las industriales lo hicieron en un 72%. Eso habla de una presencia virtuosa del Estado (y de un punto de partida muy malo para el sector industrial, tras 28 años de destrucción del tejido industrial y concentración del ingreso).



Estructura de empresas por tamaño, en base a la cantidad de empresas de cada tamaño. Se puede ver que la estructura por tamaño casi no varió, mostrando los desafíos que existen en la Argentina para promover la existencia de más MiPyMEs.



Total de empleos registrados, privados, y cantidad de empleos registrados, privados, por empresa. Acompañando el amesetamiento en la cantidad de empresas que se refleja desde 2008, los nuevos empleos se vincularon con un récord al final del período analizado en lo que refiere a empleados por empresa.



Variaciones de la cantidad de empresas que registran empleo en la Argentina, por rama de actividad. Hotelería y restaurantes, construcción, comercio son los que lideran el crecimiento relativo. Comercio (172.000 en 2013), intermediación inmobiliaria (102.000), agricultura, ganadería y pesca (66.000) e industrias (59.000) son los sectores que registran la mayor cantidad de emprendimientos.



Finalmente, en la cantidad de empleos promedio por sector se puede ver que éste aumenta en los momentos de mayor actividad. No hay sorpresa: es más fácil tomar nuevos empleados que abrir empresas nuevas. Lo que es interesante es ver la comparación entre sectores.



Los datos son en todos los casos del Observatorio de Empleo y Empresas del MTEySS.

viernes, julio 10, 2015

Pedro, mirá quién vino!?



Es notable que un Papa diga todo lo que dice Francisco. Excede con creces a una mirada estrictamente religiosa. Parece testimonial, pero siendo el Papa, con tanta gente prestándole atención en todo el mundo, posiblemente tenga mucho efecto.

Incluso, podría pensarse que, en un mundo cada vez más poblado y con más sufrimiento, su mensaje son las primeras chispas de un cambio de doctrina en la Iglesia.

Tal como ocurrió en el renacimiento, cuando la Iglesia dejó de indicar una clara subordinación del poder terrenal al celestial, ahora la Iglesia podría orientarse a preponderar la vida terrenal. Dándole un lugar menos positivista a la vida en la Tierra. "Hagan lío" no parece un mensaje propio de Comte, más bien parece un: organicense para que los Estados actúen de manera social, interviniendo.

Sin dudas, no es mi tema. No manejo la historia de la Iglesia y de sus pequeños o grandes cambios o posiciones. Pero defiendo una mirada más concreta del bienestar, la organización y por ende de la política para transformar la sociedad y desarrollar la economía. Me gusta pensar que asistimos a un cambio en este sentido.

Veremos

Discurso completo del Papa en Bolivia, acá.

Extractos:


"Esa copa que nunca derrama por sí sola". Teléfono para el neoliberalismo.


"La concentración monopólica de los medios", ¿y Clarín qué opina?


Empoderar al pueblo...


lunes, julio 06, 2015

"Vamos al paso del último hombre"

La frase que conduce este post me dijeron una vez que es del Che. Ni idea si es de él, pero sin dudas que expresa su pensamiento.

Las sociedades pueden ser más o menos solidarias. Pueden pensarse en función de que el más pobre esté contenido, redistribuyendo ingresos, generando inflación y demorando el desarrollo tecnológico e industrial que depende de inversiones mayormente privadas (en nuestro orden capitalista). O pueden hacer todo para que una porción menor de la sociedad ande muy bien, con instituciones que impidan el avance de los postergados, e inversiones que mejoren la innovación tecnológica para seguir provocando una mayor productividad (para mejorar ganancias por costos y no por escala).

Grecia con un tipo de cambio fijo (el Euro), sin política monetaria, fiscal, cambiaria, de ingresos o comercial, se encontró frente a la disyuntiva entre hacer algo para sus desempleados o seguir conteniéndolos para que sigan viviendo bien unos pocos, en la lógica del ajuste (sin devaluación).

La buena noticia es que ganó una nueva mirada de la política en Grecia. La de la dignidad. Porque la dignidad de los pueblos se mide exclusivamente por cómo vive el último hombre. Aunque en realidad se prefiera usar promedios de este sector social.

El gobierno de Grecia ahora tiene que llevar la negociación a un punto donde el resultado de salir del Euro (cuando sea) sea exclusiva responsabilidad de la troika y el capitalismo mundial. Deben ser las "víctimas" de este proceso si quiere disfrutar de un poco de paz para actuar. Ésa es su gran batalla ahora. Porque la macro griega anda, pero anda para los que más tienen. Es la crisis social la que pide a gritos un cambio, y como el cambio es político o no es, sólo la organización social puede traer dignidad a los pueblos.

Veremos. Mientras tanto, los chicos griegos tienen una nueva ilusión.


Les dejo más fotos.









miércoles, julio 01, 2015

Los sindicatos están mejor que nunca

Los sindicatos están mejor que nunca no sólo porque hay menos desempleo y eso les permite negociar con la patronal de otra forma (en la medida que quieran). Dado que la capacidad de organización depende mucho del bajo desempleo (como ya dijimos otras veces).

Además, el bajo desempleo tiene reflejo concreto en cada sindicato. Lo cual se puede aproximar viendo la cantidad de empleo registrado existente en la Argentina.

Es cierto que desde 2011 el empleo registrado privado sólo creció un 2,5%, pero también es cierto que no bajó. Desde 2007, hasta 2014, el empleo registrado privado creció un 15%. Posiblemente, haya desafíos vinculados con esto, pero eso es otro debate.

Acá sólo quiero mostrar que los sindicatos están mejor porque el empleo registrado creció, y el desempleo se encuentra en niveles muy bajos, que para el tipo de trabajo de algunos sectores, es cuasi pleno empleo.

Así es como año tras año, durante la última década, lograron buenas paritarias, al igual que este año 2015.

Click para agrandar

Total de empleados (registrados) por rama, años seleccionados. 
Fuente: MTEySS


 Gráfico basado en las últimas dos columnas de la tabla anterior