¿Qué significa profundizar el modelo?

Es una pregunta muy difícil, por cuanto presume la existencia de un modelo que deberíamos definir sin contradicciones. Y ese punto tampoco es tan sencillo. Aunque por suerte, para todos, el gobierno parece tenerlo claro. Veamos.


En principio vamos a quedarnos con un Estado que asume una posición respecto de la puja distributiva a favor de la distribución del ingreso con hincapié en los que menos tienen. Un Estado que interviene en la asignación de recursos de la economía para ampliar la participación en el ingreso de los sectores relegados y, naturalmente, contener el aumento desmedido de ganancias en los agentes económicos más grandes de la economía.

Además, cabe destacar que este Estado no sólo apunta al bienestar social en términos económicos, sino que también lo hace en cuestiones cualitativas como derechos humanos, calidad y diversidad de la información, igualdad de género, ampliación de derechos civiles (por ejemplo la Ley de Matrimonio Igualitario), etcétera.

Dicho lo anterior, se puede decir que el gobierno busca por todos los medios sostener un Estado fuerte que pueda seguir dando estas disputas, que por supuesto son disputas de poder.

Para sostener un Estado fuerte el gobierno debe mantener el superávit financiero, o buscar su equilibrio. Es decir, no debe pedirle guita a nadie que intente decirle a cambio qué hacer. Asimismo, debe mantener el superávit de cuenta corriente, porque en última instancia la ausencia de éste impacta sobre las arcas del Estado (o sea sobre aquél).

No puede, entonces, pensarse un Estado volcado a recomponer la justicia social de la Argentina, si no puede sostener su fortaleza en las cuentas fiscales. Así, en este sentido, las medidas tomadas en las últimas semanas, sobre el control del origen de fondos destinados por el sector privado para la compra de divisas o el recorte de subsidios de tarifas de servicios públicos, pueden enmarcarse en esta lógica.

La presidenta dijo hoy que:

  • "es un crecimiento económico que hemos sostenido a rajatabla contra viento y marea generando trabajo, generando la posibilidad de volver a discutir entre trabajadores y empleadores sus salarios y sus condiciones de trabajo, que hemos generado aumentando como nunca se había aumentado el sistema jubilatorio de jubilaciones y previsión e incorporando a millones de argentinos que se habían caído. Eso es también sostener la demanda agregada y el crecimiento, como lo ha sido también la Asignación Universal por Hijo. Todo es una rueda, que va permitiendo que aquel que no tenía para comer, a través de la Asignación Universal por Hijo pueda ir a comprar al supermercado o al almacén, y ese almacenero tal vez pueda ir a cambiar el auto porque le ha ido más gente a comprar comidas y cosas. Esa es la rueda virtuosa, que hemos creado con este poderoso mercado interno en estos años y es el que pienso seguir defendiendo – junto a todos ustedes – con uñas y dientes."

  • "estoy muy orgullosa porque estamos alcanzando algo que no se había logrado, durante mucho tiempo, y que es ir alcanzando paulatinamente acuerdos con las empresas, fundamentalmente en el sector automotriz, que generan mucha mano de obra, altamente calificada, pero que al importar piezas nos afectan en la balanza comercial. Uno de los objetivos, que se ha fijado el gobierno y que estamos acordando con las empresas es equilibrar precisamente esa balanza comercial de importación de piezas y exportación de autos para lograr un equilibrio que beneficie a todos."

  • "una de las claves es precisamente que los sectores más vulnerables de la economía tengan acceso a los servicios básicos porque al no tener una gran capacidad de ahorro porque todo lo que ganan lo consumen íntegramente son – aunque parezca mentira – los que mantienen la fuerza de la actividad de la economía. Y si no me creen pregúntenle a los chinos cómo hacen y ahí van a encontrar la clave."

Estas frases no pueden caer en bolsillo roto en los tiempos que corren. Hablan ciertamente de la clase de órdenes que la presidenta le da a sus funcionarios; de la importancia que se le da a la demanda agregada en todo este proceso de crecimiento; de la importancia que tiene el consumo, porque detrás hay bienestar social.

No es casual que el consumo privado haya crecido (en términos reales) casi un 80% desde que Kirchner llegó al gobierno, ni que el consumo público alcance un 71% de crecimiento en ese período. Este aumento se dio en el contexto de un PBI real que aumentó un  81% en el mismo lapso; con importaciones (en cantidades) que crecieron casi un 265% y exportaciones, por otro lado, que no llegan a duplicarse (porque la demanda del mundo no sufrió la crisis de mercado interno que sufrimos nosotros y los puntos de partida son disímiles), y por lo tanto, con este panorama, el Estado interviene para equilibrar la balanza comercial.

Lo anterior se complementa con una inversión que en el segundo trimestre de 2011 alcanzó el récord de 24,9% del PBI (en términos reales).

Volvamos a nuestra pregunta original: ¿qué significa profundizar el modelo? Se nos ocurre que consolidar un Estado fuerte, independiente de las presiones externas e internas. ¿Para qué? Para poder profundizar un modelo que, como quien sube una pirámide, debe cada vez más igualar a los habitantes de la Nación. En la consciencia que cuanto más arriba esté más difícil es. Con un agravante: mientras sube no debe descuidarse lo ya realizado, que además debe profundizarlo mientras va sumando variables.

Es decir, analíticamente se puede pensar que un primer paso es lograr la inclusión social de toda la población en los beneficios del desarrollo, sin excluídos y sin población con NBI, un segundo paso es distribuir más equitativamente la riqueza, para mejorar el bienestar de todos, y un tercer escalón, más cerca del vértice comprende la igualdad social, para que el piso de acceso al bienestar esté cerca del techo (justicia social). La igualdad social como un punto de llegada, pero que debe sostenerse ante las presiones de distintos actores que están dispuestos a pelear para ser los únicos ganadores del modelo, en desmedro de esa igualdad. En esta tipología nada es estático: mientras se logran avances en la igualdad social la frazada de la inclusión puede acortarse (tironeada por ciertos sectores reaccionarios), por eso no se puede descuidar ninguna variable mientras se sube.

En este momento el Estado pelea en los tres escalones, dando batallas de diversa índole en cada uno de ellos, en un contexto de crisis internacional: el Estado argentino se muestra distinto al ajuste para la valorización financiera (como los estados de Europa) y consolida, en cambio, su fuerza para la inclusión. Con medidas que conforman un sentido político al Estado, y no otro. Esa es la apuesta de esta etapa, una apuesta a profundizar.

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Privatizaciones en la Argentina, historia de los 90s

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

Salario real en la Argentina de 2017

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017