La Nación, ¿periodismo independiente o militante?

Me llamaron la atención un par de cositas de esta nota del diario "Cepal: la economía argentina tiene 'importantes desafíos'" que comenta un informe de la Cepal, "Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe":

1. En el informe de la Cepal hablan tanto del crecimiento 2013, como del crecmiento 2014. En el artículo LN sólo habla de 2014, que a la Argentina no le da tan bien.

2. Si admiten el número de la Cepal que está en 2,6% de crecimiento para 2014, deben admitir el 4,5% que indican para 2013, que está en sintonía con el Indec.

3. La perlita de la nota es que Brasil y Argentina tienen la misma proyección para 2014 (2,6%), pero mejor que no se note. Ver gráficos. Periodismo independiente. No cabe negar los desafíos de la Argentina, que son muy serios, sí cabe poner en duda cuánto ayuda a superar esos desafíos este tipo de notas.
 






Comentarios

Mariano T. dijo…
La cepal no tomaba los datos del indec?
Si los toma pero en todo informe que se refiera aunque sea indirectamente a la inflación hace las aclaraciones pertinentes y tiene sus verificaciones. Por otro lado NO confunde los IPC con la inflación. Es más, en el análisis de algunos rubros al menos tienen sus propias metodologías de medición. No es sencillo enroscarle la víbora.

De todas maneras siempre se rumoreó que C. López compró acciones de dicha "ONG", como para pensar Marianote......
Alcides Acevedo dijo…
Ja Ja, ¿la CEPAl? organismo abonado a la mentira del INDEC aunque Erkekojetter no lo quiera aceptar.

El "crecimiento" de este año era fundamental... para justificar el pago del cupón PBI del años que viene, a todos les conviene que el número sea lo más alto posible (incluso para "La Nación") hay mucho dinero de por medio.

Para el año que viene la cosa está mal: desde el ministerio de industria ya avisaron a los "fabricante" de autos y de electrónica que DEBEN reducir un 20% las importaciones ¿qué quiere decir eso?
Eso quiere decir un 20% menos de unidades, o sea, ajuste recesivo clásico.

El desastre ya está a la vuelta de la esquina...
“RELACIONES PROFUNDAS QUE EXISTEN ENTRE UNOS HECHOS Y LOS OTROS”

El diario La Nación, al igual que la Gazeta de Buenos Ayres de Mariano Moreno, La Prensa, Clarín, Página/12, Sur, Tiempo Argentino de Raúl Burzaco, Tiempo Argentino de Sergio Szpolski, Buenos Aires Herald, y un largo etcétera, siempre ha sido militante. Todos ellos militantes en mayor o menor medida por la convicción de las ideas, pero más modernamente dominados los actuales por la convicción de una idea rectora: la del lucro económico. Este sentido de lucro a menudo no es directo, sino a través del poder que otorgan los vínculos espurios, la ocultación de noticias, y la extorsión.

En cuanto a la CEPAL, durante décadas ha sido cómplice de la incorporación subrepticia del sesgo plutocrático en las metodologías de cálculo de los IPC de América Latina y el Caribe (la parte que le toca en el reparto del mundo), y lo sigue siendo. El motivo de la degradación de la CEPAL ha sido el mismo que el de los medios de prensa, y la realidad argentina no es en esto diferente a la del resto del mundo.

Los medios de opinión de Internet deberían quizá intentar no caer en esos mismos vicios.

Hoy tenemos exceso de ruido y no falta de ruido. Tal vez no sea buena idea que éste sea tiempo de ruido, y sería mejor que fuera tiempo de información, ya que en política y economía, al igual que en física, la información puede ser tapada por el silencio pero también disimulada por el ruido.

Tal vez también sería mejor poder salir más a menudo de la visión marcadamente coyuntural para no perder de vista lo cronológicamente más extenso y sobre todo las relaciones más profundas que existen entre unos hechos y los otros.

Visto así, el problema no es que el diario La Nación sea militante, sino que se haya degradado.

Artículos coyunturales producen a su vez exceso de comentarios coyunturales, y con esto falta de dedicación y de profundidad.

Es así que comentaristas que tienen el maravilloso don de la brevedad carecen de la capacidad de análisis, y que otros comentaristas repiten simplemente lo que dicen otros, y no se dan cuenta -por ejemplo-, de que los IPC son justamente los indicadores de la inflación que sufren las familias, las personas, y por lo tanto decir que los IPC no miden la inflación es lo mismo que decir que el concepto de inflación que se quiere imponer es ese en el cual las personas no importan, ni merecen ser respetadas como personas, y otros confunden ajuste recesivo con menor venta de televisores de pantalla gigante y automóviles cero kilómetro.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI: 8.464.942
Ex supervisor de campo del INDEC 1980-1981
Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo de IPC del INDEC 1982-1985
Ex asesor de la Secretaría de Planificación de Presidencia de la Nación 1986-1991
Estudioso del problema mundial del sesgo plutocrático estadístico.
Email: ricardonatalucci@indec.com.ar

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

Sobre el empleo y el desarrollo, algunas imágenes