¿Y ahora qué pasa? Cuenta corriente balance (de pagos) cambiario, a octubre de 2017

La cuenta corriente del balance de pagos muestra los intercambios de moneda con el exterior en función del flujo de todos los bienes, servicios, ingresos, intereses y pagos desde y hacia el país. El informe actúa como un indicador de cómo la economía del país interactúa con el resto del mundo. En este caso puntual, que se muestran los resultados del balance cambiario del BCRA, se atiende una suerte de base caja cambiaria. 

Históricamente la Argentina es muy dependiente de estas cuentas para su estabilidad y sustentabilidad. La estabilidad, que tiene que ver con la gobernabilidad está basada en que el saldo sea financiable con facilidad. Cosa que actualmente, gracias a la apertura -indiscriminada, y poco planificada- de la cuenta capital y financiera, ocurre. En efecto, gracias a un endeudamiento neto del público nacional por encima de los 50.000 millones de dólares (en el marco de nuevas tomas de deuda y pagos de comisiones a los bancos colocadores -Citi, HSBC, Deutsche, BBVA, Santánder, JP Morgan, etc- por encima de los 100.000 millones de dólares de deuda bruta), hoy aparece como bajo control el balance de pagos.

Sin embargo, si bien la pata de la estabilidad y la gobernabilidad, está dominada, la que aparece como frágil, es la pata de la sustentabilidad. Nadie explica cómo se lograría una salida del actual modelo para que no siga navegando el barco hacia la catarata. La baja sustentabilidad tiene que ver con la necesidad creciente de dólares, tanto para atender el déficit de cuenta corriente que además incluye los intereses de deuda. En efecto, en abril de 2016 hay 5512 millones de dólares de egresos de intereses bajo el concepto de otros pagos del gobierno nacional. Es la parte de intereses pagada a los buitres en ese mes.







Fuente: elebaroación propia en base a BCRA



Fuente: elebaroación propia en base a BCRA


Fuente: ITE-FGA

Entonces, vamos a pensar un poquito en voz alta. ¿Cómo conviene salir de este río que nos lleva al precipicio, a las cataratas?

No es fácil pero cabe dar algunas ideas, recordando que toda política económica orientada al desarrollo debe sobre todo trabajar en la coordinación de intereses y comportamientos empresarios, sindicales y de distintos grupos económicos para lograr una economía sana. Por ende debe lograrse con gradualismo, porque los shocks de estatismo (porque el Estado debe asignar los recursos para el desarrollo, de regulación, de normativa para el desarrollo) hace esquivas las voluntades de muchos de los inversores, aunque se los busque promover.

1. Pensar un esquema de encajes a la especulación financiera para evitar el ingreso de golondrinas que termina en fuga de mayor cantidad de dólares de la que ingresan. Simétricamente deberá oblilgarse a liquidar divisas en el mercado interno en el corto plazo.

2. Plantear una política cambiaria que no aprecie el peso, subiendo el dólar a la par o más que la inflación. Aprovechando los actuales márgenes de deuda para llevar las variables de a poco.

3. Que un tipo de cambio crecientemente más alto se vea acompañado por algún esquema de derechos de exportación aceptable, retenciones, con el objetivo de transferir ingresos de sectores rentísticos del suelo hacía sectores de valor aregado. Esto puede matizarse regulando a los exportadores para que generen valor agregado antes de exportar.

4. Promover a los sectores con mayor capacidad de mejorar la ecuación de más sustitución de importaciones y mayores exportaciones (como por ejemplo alimenticios, lácteos, litio, madera, papel, plaguicidas, y habrá que estudiar en detalle los eslabonamientos para profundizar su mejor sustitución, tecnología, producción y empleo).

5. Orientar el sistema financiero a la producción.

6. Promover la investigación y desarrollo desde el Estado, y por ejemplo, permitir mayor remisión de utilidades al exterior a las multis que más innovación tecnológica absorvan en su producción.

7. Mejorar la producción de vaca muerta y regular el sector energético a favor de la producción y equilibrar que los negocios puntuales de los gigantes del sector tengan algún derrame en toda la sociedad. 

La lista necesariamente debe seguir. Sin dudas que todo esto requiere más sintonía fina, y no siempre trae mejoras laborales o sociales inmediatas. Pero es imprescindible que demos esta discusión si queremos tener un país viable en el largo plazo alguna vez. Insisto que esto requiere algún nivel de consenso de todos los sectores, con puntuales cuotas de coerción, para que el sistema funcione en el largo plazo.




Comentarios

Mire cro. si nuestro país algún día encara el desarrollo y llega bastante cerca sólo será por iniciativa, conducción y planificación del estado....

De nuestra "burguesía schumpeteriana" no se puede esperar nada. Ojo no es que sean intrínsecamente malos o los peores, pero creo que los vicios están más acentuados...

Otro problemas NO MENOR es la extranjerización de las empresas más grandes, sin con los anteriores no se puede, con estos menos.

Sólo queda el semillero de PyMES (que no alcanza) por eso si no los lidera el estado es imposible. Igual a éste sector hay que "educar" a muchos por que piensan que son don Paolo pero en la cadena trófica ni por asomo son depredadores.

Pero bueno habrá que esperar bastante tiempo porque además de "volver" algún gobierno populista, antes habrá que resolver este gran kilombo que van a dejar esto tilingos

Que'va'ce' cro.

Saludos

Post más populares

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

Privatizaciones en la Argentina, historia de los 90s

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Jubilación mínima, enero 2018 a agosto 2018: comparación entre fórmula nueva y vieja.

¿Cómo bajar la inflación en la Argentina actual? Ideas imposibles.

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Las tapas de Clarín antes del corralito de 2001

Diferencia entre los subsidios de 2015 y los de 2018, descontando la inflación

Balance comercial récord negativo en 2017. El modelo

Premio Nobel de SARASA, con las AUH no