Resumen del primer semestre de 2017. Macrismo furioso

Durante el primer semestre de 2017 pasaron muchas cosas, y se publicaron también muchas otras. 

Vamos a hacer un repaso veloz de algunas de ellas.

El consumo según Came registra 18 caídas de las ventas minoristas seguidas desde que asumió Cambiemos.



Criticar el nivel de presión tributario es un clásico de la derecha vernácula, y engloba una clara pertenencia de clase. Cuando sube la presión tributaria, lógicamente, a partir de un punto su estructura se hace más progresiva, al menos de hecho. Más allá de eso, sólo el Estado puede redistribuir el ingreso con equidad, criterio, planificación y sustentabilidad de largo plazo (en la Argentina esto último nunca ocurrió, dicho sea de paso, pero sí lo demás). El Estado siempre es árbitro del ingreso, tanto para concentrar la economía cuidando las externalidades de ello que pueden impactar en el sistema como para desconcentrarla, mejorando la equidad. En este último caso, cuanto más impuestos se recauden más posibilidades tiene de hacerlo: 1) por supuesto que la recaudación sola no alcanza, debe gastarse e invertirse con criterio, 2) el exceso de presión tributaria puede resultar en una menor recaudación, por eso un plan de desarrollo claro, acuerdos multisectoriales, claridad y transparencia de gastos, y una presión estable en el tiempo, emergen como cuestiones claves. 

Debe notarse que el promedio de la OCDE está por encima de todos los países de AL.


El gráfico que sigue salió en Clarín. La fuente es Bein. Como puede verse refleja una proyección temible: subirán los intereses de la deuda mientras se achicará el déficit primario, posiblemente en base a ajuste. 


Con datos del actual INDEC se puede ver que la distribución del ingreso está en niveles de 2010.


No es menor tener en cuenta que los indicadores sociales de la Argentina suelen mejorar en correlación con el crecimiento del empleo industrial. Esto se vincula con la estructura productiva y la alta propensión a marginal a consumir de grandes porciones de la sociedad.


También es cierto que el empleo en negro baja de igual modo, cuando mejora el empleo industrial. Una correlación que posiblemente tenga un alto grado de causalidad, pero también vinculado a otras muchas variables.


El cuadro que sigue lo publicó la UCA hace unos meses. Parece que cuando no aparece algún índice de precios en los estudios, en disputa con el índice del Indec, los datos que arroja no son tan negativos para el ciclo anterior. De hecho son bastante positivos. Una pena que no los haya publicado antes.


En el marco de todo este contexto, es notable como en la CABA las comunas ricas (2, 6, 10 (excepción), 13 y 14) mejoran sus indicadores de mortalidad infantil mientras el conjunto de la Ciudad empeora.



Esperemos que el segundo semestre sea más feliz.




Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

La UCA, héroe y villano

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Salario real en la Argentina de 2017