Sobre los salarios y los impuestos. Más para entender ganancias

No es fácil hallar datos para convertir en información en nuestro querido país, esto es histórico. Pero algo siempre hay. Personalmente me parece muy bien el debate por la recaudación del Estado, su visibilidad y sobre todo el paulatino avance, en más o en menos, de las fuerzas sociales (durante estos 12 años) que están a favor de los impuestos progresivos y del gasto público que redistribuye equitativamente el ingreso.

Pero buscando hay algunas cosas para mirar y tratar de entender mejor dónde estamos, respecto del impuesto a las ganancias cuarta categoría. En post previos explicamos cómo se calcula, y dimos una mirada conceptual. Acá actualizamos eso, y agregamos alguna cosita.

En un informe del IARAF se puede ver que sigue existiendo cierta progresividad en el impuesto a las ganancias. Queda pendiente la discusión de si por el no ajuste de escalas la presión aumentó mucho más en los sectores de los primeros tramos. Sin embargo, la progresividad sigue vigente, y este es un dato no menor.


La recaudación fiscal por ganancias (por las 4 categorías juntas) aumentó durante 2014, por encima del aumento total de la recaudación. Esto habla de una mayor participación de impuestos directos en el total de los ingresos del Estado nacional.


Además vamos a ver un par de cosas más respecto de los ingresos de los individuos. 

Para el total país, los ingresos individuales según decil. 



La evolución en la participación del ingreso por decil entre 2011 y 2014.



Y entre 2003 y 2014.



 La escala por decil para la Ciudad de Buenos Aires.



En lo que hace a salarios brutos registrados... 



Finalmente, ¿hay algún vínculo entre un Estado que fomenta el mercado interno, que recauda más, y los aumentos salariales? Por supuesto, al fomentar la demanda agregada, el mercado interno, se fomenta el trabajo, esto implica más trabajo argentino, y por ende mejor organización del trabajo, que tiene una mayor fortaleza para pelear por aumentos salariales. Suponer que reducir la recaudación del Estado puede mejorar los salarios en el mediano plazo, es cometer un error (o tener una estrategia) que implica un perjuicio para el trabajo y el salario.  

Como ya vimos en otros posts, incluso aunque aproximadamente sólo el 35% (de todo el empleo, incluido el empleo en negro) esté afectado directamente por las negociaciones colectivas de trabajo, éstas afectan al conjunto de los que perciben ingresos a cambio de su fuerza de trabajo.

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

Lo bueno y lo malo de 2016, y lo que viene en 2017