Carlos Matus y el descrédito de la política (1998)



En una entrevista realizada en 1998, Carlos Matus, Ministro de Economía durante el gobierno de Allende, nos habla del descrédito de la política. Que existía en ese entonces.

El chileno nos señalaba 5 problemas de la política en América Latina:

1. La política está desenfocada de los problemas de la gente.

2. La dirigencia política cree que alcanza con la improvisación y las aptitudes para gobernar, pero no saben que no saben las técnicas de gobierno.

3. Nadie le cobra cuentas por desempeño a nadie, da lo mismo hacer las cosas bien o mal. Eso facilita el estancamiento y la mediocridad de los gobiernos.

4. Los partidos políticos son clubes electorales en nuestros países. No se preocupan de la formación de sus dirigentes.

5. Son sistemas ultracentralizados.

¿Por qué se recuperó bastante el valor dado a la política desde el comienzo del nuevo siglo en América Latina?

Bien, porque varios de los gobiernos de los principales países de Latinoamérica adoptaron la estrategia de vigorizar a los Estados para dar el enfrentamiento sobre intereses poderosos, con distintos tiempos según cada país, pero siempre en función de atender crecientemente las necesidades de los pueblos.

Venezuela, Brasil y la Argentina son ejemplo fuerte de esto. Las políticas que existían en estos 3 países antes de que lleguen al poder los partidos actuales, eran de aplicación de modelos de exclusión, de disciplinamiento social sobre todo, ajustando y priorizando a grandes agentes de la economía financiera antes que a los sectores vulnerables. Generando no sólo pobreza de los sectores populares sino también malestar en los sectores medios (especialmente en el caso argentino).

En cambio en la época actual existe un cambio. De a poco se ha ido avanzando sobre estos puntos. Especialmente sobre el punto 1, fundamental: se ha avanzado sobre la pobreza, la indigencia y la redistribución. Poco o mucho, pero se ha avanzado; a tal punto que después de 14 años un pueblo identifica mayoritariamente estos avances con el gobierno. Cabe mencionar que en muchos casos el punto 5 es incompatible con el punto 1: Si el proyecto del gobierno apunta a redistribuir el ingreso se precisa mucho poder, gobernabilidad. Por tanto no es tan sencillo lograr una coherencia entre estos puntos en nuestras democracias.

Después de varios años en el gobierno, en estos 3 países se han desarrollado importantes técnicas de gestión, innovadoras, aplicando nuevas tecnologías de gestión (AUH, Hambre Cero o las Misiones Sociales, citando de memoria), pensando en el Estado en función de las necesidades populares. Más Estado con más inclusión es sinónimo de recuperación de la política como principal herramienta de transformación social y cambio. Estas innovaciones tienen el objetivo todavía lejano "de traspasar las barreras del no retorno" a las libertades de mercado, que tanto daño le hacen a nuestras sociedades. 

Se ha avanzando muchísimo, a tal punto que cualquier cambio de lógica de gobierno será  muy sentido para el aún endeble bienestar de estos pueblos, ya que cualquier gobierno nuevo no contará con los conocimientos para sostener un Estado fuerte y presente en el control de los mercados. Claro, que esto último pareciera no importar porque cualquier gobierno distinto por acción, incapacidad u omisión, dejaría al mercado en libertad, o sea controlado por su agente económico más grande.

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Privatizaciones en la Argentina, historia de los 90s

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

Salario real en la Argentina de 2017

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017