Aceleración de la deuda, bonos públicos, macrismo

A continuación estamos viendo que Cambiemos disparó la deuda pública en bonos en un 84% en un año, entre 2015 y 2016, en base a información oficial. No se registra algo así ni siquiera en los 90s. Hay que remontarse a la dictadura para encontrar, salvando las distancias relativas, este tipo de salto en el endeudamiento público.

Esto no sería grave si usarán esa deuda para hacer obras, porque el kirchnerismo había dejado desafíos que se podían resolver con deuda, pero no es así, la están usando, como en los 90s, para fomentar la fuga, la valorización financiera, el ingeso de capitales esculativos (gracias a la quita de encajes para estas inversiones), y con consecuencias en la apreción del peso que destruye la industria, entre otros factores más internos.

De este modo, ¿qué tiene que ver esto con el kiosquero de la otra cuadra? A simple vista nada, pero en realidad es crucial. El problema es que nuestro buen amigo el kiosquero, primero sufrió la inflación que fue producto de la devaluación y la quita de retenciones, y que como todo shock de precios reduce las ventas, pero ahora está sufriendo que la lenta destrucción industrial y laboral sumado al tarifazo y otros factores, está aniquilando el consumo, sobre todo el masivo.

Preocupa la ausencia de desarrollo industrial, de un plan, de alguna idea de transferencia de recursos desde sectores competitivos (campo) hacía sectores que dan empleo (industria), pero sobre todo la falta de amor del gobierno, que no piensa ni en la producción nacional ni en el bueno del kiosquero ni en muchas PyMEs o negocios locales.

No hay un sólo dato que permita pensar en una pasión política patriótica por parte del gobierno, y eso, para mí, merece un paro general.

El gráfico refleja sólo deuda externa, la interna es más o menos otro tanto, la línea roja se deuda pública está incluida en las barras azules, que reflejan el total de deuda pública y privada. Los bonos y los organismos son algunos de los ítems que componen el concepto reflejado en la línea roja.


La deuda bruta interna y externa del Estado Nacional, en pesos y en moneda extranjera, es de U$S 264.622,8 millones según las ultimas las cifras al 30 de septiembre de 2016 difundidas por el Ministerio de Finanzas.

La formación de activos externos es la comunmente llamada fuga, aquí según el balance cambiario del BCRA (una especie de base caja del balance de pagos). Se acelera la fuga como se puede ver en 2016. A niveles muy preocupantes.


Finalmente, lo que sigue es una foto de un documento publicado en CEFID-AR dirigido por Basualdo. La lógica de este gobierno es como la de los 90s, vaciamiento nacional. Grave, gravísimo.


Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017