El macrismo puso al nadador gordo del lado del salario, que pierde su carrera contra los precios


Y sí, loco, me gustan los gráficos. Son claros y directos. También me gusta el mate y el café, pero no jodo con eso.

Acá les pego dos gráficos más.

Uno muestra la variación de precios interanual medida por mes, por un lado, y la variación de salarios interanual también medida por mes. O sea, son variaciones de cada mes, respecto del mismo mes del año anterior, tanto para precios (Bein), como para salarios (total salarios registrados, fuente SIPA). En el caso de los salarios, a partir de abril de 2016 (no hay datos oficiales desde ese momento) se realizó una estimación basada en el promedio histórico de variaciones desde 2008. 


El primer gráfico está buenísimo, porque la línea azul muestra cómo se le gana a la roja cuando no hay shock de precios (en todo el gráfico los shocks en cuestión están vinculados al sector externo, pero en el último además hay que vincularlo a la quita de retenciones, que es inflacionaria, y a la quita de subsidios a los servicios).


El segundo gráfico lo pongo porque es un hit (lo publicó Verbitsky en P12). Lo voy a seguir haciendo. ¿Por qué? Y... un poco porque puedo, otro poco porque quiero, y otro poco más porque está bueno para entender quién gana y quién pierde en la Argentina de hoy.



Les agrego algunos datos que son cruciales, y si no lo son, a mí me caben ponerlos hoy por acá.

  • Entre 2004 y 2015 en la Argentina hubo 460% más acuerdos y convenios colectivos homologados, comprendiendo a 260% más personas, y con un verdadero derrame creciente sobre el personal en negro o no sindicalizado. Según el Centro Cepa, en el período que va desde 2004 a 2015 el salario real creció un 72% (utilizando índices privados de inflación), con un desempleo que bajó de 13,5% a 5,9% en ese lapso. A su vez, el mismo Centro Cepa da cuenta de una caída de 10,9% en el poder adquisitivo del salario durante el primer semestre de 2016. 

  • La UIA en un informe reciente comenta que “durante la década que va entre 2003 y 2013 la industria creció 90% con un aumento cercano al 50% en la productividad y del 70% en los niveles de empleo. Las exportaciones de manufacturas de origen industrial y agropecuario se incrementaron aproximadamente en 40.000 millones de dólares”. A partir de 2012 la productividad se estanca, y es cierto que eran necesarias políticas industriales sectoriales que no llegaron implementarse. También es cierto que desde 2011 hasta 2015 siguió bajando el desempleo y mejorando el poder adquisitivo del salario. 

  • Por otro lado, del análisis de las negociaciones por rama de actividad en 2015 puede verse que la distribución de paritarias por sector ubica a la industria en el primer lugar con 33,7% de las paritarias realizadas, seguida de transporte con 24,4% y servicios 15%. Esto por un lado demuestra la tracción del sindicalismo industrial sobre el total de negociaciones, pero por otro lado permite inferir que con menos industria -además de las cuestiones estructurales contra el empleo y la balanza de pagos- nos encaminamos a una mayor debilidad sindical con impacto negativo sobre el salario. Esto no es un dato menor, por cuanto debe tomarse en cuenta en el análisis de la estrategia de flexibilización laboral que lleva adelante del gobierno en el marco de lograr un ambiente más amigable para las inversiones extranjeras. Ambiente que no tiene en cuenta ni los derechos laborales ni la actividad económica del conjunto de la Argentina. 

  • La Argentina entre 2003 y 2015 creció, se industrializó, tuvo mejores salarios y bajó el desempleo, todo en un contexto de mejoras en la organización del trabajo y derechos conquistados por los trabajadores, no sólo a nivel salarial sino también en otros niveles. Es verdad que la coyuntura exige algunas decisiones para poder avanzar, pero no lo es de modo alguno que la flexibilización laboral, tal como pide la ortodoxia, tal como históricamente reclama el FMI para países emergentes, sirva para mejorar el nivel de empleo o bajar la pobreza. Para lo único que sirve es para mejorar los niveles de ganancias en dólares que exigen las inversiones extranjeras para llegar al país. Pero también es mentira que las inversiones extranjeras vengan en mayor proporción cuando el Estado garantiza ganancias extraordinarias y remisión de utilidades sin límite. Los estudios, tal como verificó un informe reciente de EPPA, muestran que la inversión llega en mayores montos cuando la actividad de la economía es mayor. Y esta actividad, de manera probada, es mayor cuanto más volumen tiene el mercado interno, cosa que incluye mejoras salariales y nivel de desempleo bajo. 

Comentarios

Alcides Acevedo dijo…
Fijate lo que ponés:

La UIA en un informe reciente comenta que “durante la década que va entre 2003 y 2013 la industria creció 90% con un aumento cercano al 50% en la productividad y del 70% en los niveles de empleo.

Se nota que los de la UIA no son muy buenos que digamos en matemáticas... o se nos ríen en la cara.

Basta de mentira, una cosa es exagerar, otra muy distinta es publicar boludeces.
Ja ja..

CUADRAZO el primero... como siempre muy bueno lo suyo cro.

Saludos
Tilo dijo…
Echale flit al troll.

Parece que el problema no reside en que a partir del 10 de diciembre pasado todo se esté yendo, prolija y metódicamente, al reverendo demonio, especialmente la vida, el presente y el futuro de quienes viven de su trabajo, formal o informal. No. El problema es la mentira y la exageración (éso lo dicen ELLOS) de cosas que sucedieron durante los doce últimos años. Debe ser por el exceso de corrupción que se volvieron a restablecer las negociaciones por paritarias y que practicamente durante todo el ciclo virtuoso de 2003 a 2015, las remuneraciones evolucionaron por encima de la inflación.

Lo que sucede es que desde ese infausto 10 de diciembre, la mayoría de los argentinos estamos muchísimo, pero muchísimo mejor. Pero, hete aquí que aún no nos hemos dado cuenta, en especial si nuestros ingresos se redujeron parcial o totalmente.

No te olvidés de echar flit.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017