Por más Tiempo Argentino

Una patota ingresó a las instalaciones de Tiempo Argentino, y destruyó el material de trabajo durante la noche del domingo y la madrugada del lunes 4 de julio de 2016 (quizá al grito de viva la patria). 

Click acá para ver la crónica. 

El problema es que muchos toman a Clarín como un medio, que precisa leyes especiales para subsistir, así puede informar (parejito siempre a favor de los mismos actores concentrados), y que toman a Tiempo y otros medios como empresas que si no logran público, no logran ser rentables, deben cerrar. 

La diversidad de información es un requisito de la democracia, de las poliarquías modernas, debería haber un esfuerzo del Estado, de este Estado conducido por el gobierno maacrista, por cuidar la diversidad de medios y la libertad real de expresión. Porque no es cierto que el Estado no favorece la concentración de medios, o que es puesto en un lugar crítico si intenta (mal o bien) la diversidad de medios.

La apropiación de Papel Prensa SA por parte de esos grandes medios gracias a la acción de la dictadura es también una página de la relación del Estado con la concentración de medios y el interés de propiciar una cierta información y no otra. Cosa que debería ser investigada hasta las últimas consecuencias por la justicia. 

En 2002 se sancionó la ley de industrias culturales que le permitió a Clarín, y otros medios locales, enfrentar sus deudas sin tener riesgos de quiebra, luego de la crisis de 2001 por la explosión del modelo que el mismo multimedio apoyó. 

Hoy el Estado no actúa a favor de Tiempo Argentino en este sentido. Cabe notar que si hoy hay crisis, ésta fue autogenerada por la actual administración, que ganó apoyada por Clarín, porque si bien había problemas estructurales antes del 10 de diciembre, la salida fue traumática por su apuro y falta de sensibilidad. El margen para el endeudamiento hacía posible sostener en el tiempo algunas variables que apoyaban el bienestar social que hoy se pierde. 

Este tipo de cosas son las que denuncia el diario desde sus páginas y periodistas. Por ejemplo, sosteniendo que este año Shell ganó mucho gracias a Aranguren, lo cual significa corrupción o abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. Se podrá discutir el contenido del diario, cada quien lo leerá a su gusto, pero es indiscutible la necesidad de defenderlo y sostenerlo. Al igual que a todas las voces.


El costo no es sólo para el diario, también lo es para la democracia de la Argentina, porque la verdad siempre es relativa y cuando se callan voces, se pierde relatividad y por ende se pierde la verdad. Hoy en día es difícil construir la verdad, porque hay un apagón informativo sobre muchas de las penurias legales y económicas que atraviesa la sociedad argentina.

La Ley de Medios venía a ponderar, de alguna forma, la existencia de diversidad de medios, sin poner en riesgo ninguna fuente de trabajo. El actual régimen democrático con adjetivos de Mauricio Macri, no sólo genera un costo para la verdad, también para los medios y sobre todo para sus trabajadores. Y para los trabajadores en general. Cabe diferenciar en este sentido que la mayoría de los trabajadores de medios son transparentes y no tienen intereses espurios como sí pueden tenerlos sus líneas editoriales. 

El problema histórico de la Argentina, al igual que en muchos países con extrema desigualdad, con el agregado que nuestro país es de los pocos que produce alimentos para varias veces su población y tiene porciones de ella que sufre de hambre o mala alimentación. No está resuelto el problema fundamental del bienestar que es el derecho a la alimentación, así nos cuesta el doble resolver el derecho a la libertad de expresión. Que depende bastante de todos los actores sociales más o menos organizados de la Argentina.

¿Cómo podemos organizarnos hoy? Participando de alternativas políticas al neoliberalismo, pero también se pueden tomar pequeñas grandes medidas desde lo individual, ingresando acá: 

http://www.tiempoar.com.ar/suscribite 

https://www.facebook.com/DiarioTiempoArgentino/?fref=ts 
 




Por más Tiempo. Que somos todos.






Comentarios

Repudio a la agresión contra Tiempo Argentino.
Y dijeron que ya habían terminado el trabajo sucio

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos