Shock. Noticias del 1° de abril de 2016, extra, extra.

Me llamó mucho la atención la catarata de noticias de extrema dureza contra la sociedad, contra los trabajadores, contra la gente de bajos recursos. No tengo memoria de algo así ni siquiera con el menemismo. Todo en una sola semana. Una crisis autogenerada.

Uno entiende la estrategia de shock que se está aplicando, con el objetivo de consolidar una base de apoyo núcleo que permita avanzar en un proyecto de concentración del ingreso (concentración entre el capital y el trabajo) que amigue al país a un mundo interesado en hacer negocios en nuestro territorio pero para su interés. Esto abrirá una nueva serie de negocios que favorecerá a los sectores de mayor penetración financiera.

Pero hay varias otras cosas que también deben entenderse. A esta velocidad, el dolor social que se provoca puede ser irrecuperable, generando una gran mayoría contraria a las políticas del macrismo.

Recordar que el menemismo llegó al gobierno con 7,1% de inflación, y cuatro años después, en 1993, estaba aún debajo del dígito (9,3% de desocupación), cosa que siguió aumentando en el contexto de la crisis del tequila hasta los 16,6% de 1995. También es cierto que desde ese 7,1% que había en 1989 en un marco de hiperinflación se pasó a 6% en 1991, en un contexto de apertura y privatizaciones.

Ahora se parte de una buena medida de desocupación, un 5,9%. Se podrá discutir la medida, pero no que la situación de desempleo es ciertamente buena. Entre 1987 y 1989 el desempleo aumentó un 1,5%. Entre 2013 y 2015, bajó. Sin hiper, sin crisis de la deuda. Con restricción externa, pero controlada con distintas políticas.

En estos días se está efectuando un shock en muchas variables. Porque es shock, sin dudas, al crecimiento del PBI de 2015, aceptado por el propio Indec del gobierno actual, de 2,1% se lo está convirtiendo en recesión a través de una crisis. A la devaluación, se le suma una tasa de interés gigante, en un marco de apertura al capital golondrina, sin una UIF fuerte, con apertura comercial, con baja de impuestos a exportadores, tarifazo, incluso en transporte, políticas de endeudamiento, y políticas de reducción de los ingresos reales, para disciplinar sindicatos a través del desempleo. La pregunta es hasta dónde puede subir el desempleo con toda esta batería de medidas. Hasta dónde se resiste. Porque puede subir mucho el desempleo a este paso y en poco tiempo. Por lo menos duplicarse. Y eso es un shock, y eso se va a sentir, tanto en los trabajadores como en la pobreza, y en varios sectores de la clase media que no tienen el alivio de menores impuestos a las ganancias.

Ésta es la imagen que dispara este post. Resulta muy fuerte. Es raro que esté pasando todo esto junto. Sin dudas no era necesario. Un país debe construirse con amor sobre su gente, la política tiene el deber de contener la voracidad del capitalismo salvaje, si la política abre todas las barreras, el tren va a chocar tarde o temprano. Es verdad que todo es política, estas medidas también lo son, pero de qué sirve construir una fuerza social si no es para contener y organizar la fuerza del poder económico, si no es así es la política de la no política. Espero que aún estemos a tiempo de revertir tanta agresividad sobre la mayoría del pueblo.

Click para agrandar.




La única buena que nos queda es que Martino lo llame al trapito Barovero para que no se vaya de River. Aunque sea esto te pido. 

Comentarios

Post más populares

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Privatizaciones en la Argentina, historia de los 90s

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Salario real en la Argentina de 2017

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017

El discurso de MM de apertura 2017 en el Congreso en pocas pastillas