La desigualdad en América Latina, mejor, según el FMI

Según la revista del FMI, llamada Finanzas y Desarrollo, entre 2000 y 2012 la desigualdad en AL se redujo.

En efecto, el organismo multilateral del crédito confirma lo que dicen los organismos internos de cada país (a los que muchos prefieren no creerles), que las políticas implementadas desde comienzo de siglo funcionan para el objetivo de reducir la desigualdad.

En este orden, Nora Lustig hace una serie de aclaraciones en el número de septiembre de 2015 de la revista mencionada.

Explica que...



"La distribución más equitativa del ingreso laboral entre los asalariados y los trabajadores autónomos es el factor más importante, que explica 60% de la corrección de la desigualdad en la región. Esto se debe a que los sueldos de los trabajadores con muy poca escolarización aumentaron más rápido que los de los trabajadores más formados, especialmente con título terciario (universitario o postsecundario)."

"De hecho, en Brasil y México, los sueldos de los trabajadores con estudios terciarios se han estancado, y en algunos casos, incluso han disminuido. A lo largo y ancho de la región, la fuerza común que contribuyó a acercar los salarios de los trabajadores calificados y poco calificados fue el aumento del porcentaje de trabajadores con estudios secundarios y terciarios que se incorporaron a la fuerza laboral (véase gráfico 4). La expansión del acceso a la educación, especialmente en la década de 1990, surtió el efecto esperado: una reducción de la brecha salarial entre los trabajadores calificados y los poco calificados. El número de trabajadores con estudios secundarios y postsecundarios aumentó más rápido que el número de empleos que requerían mayores aptitudes. Al mismo tiempo, se incrementó la demanda de trabajadores poco calificados en los países que experimentaban un auge de materias primas agrícolas, y los sueldos para trabajos poco calificados también subieron en respuesta al avance del salario mínimo; por ejemplo, en Argentina y Brasil."

"El segundo factor en importancia que contribuyó a corregir la desigualdad fueron las transferencias gubernamentales, que en promedio explican alrededor del 20% de la reducción. Las transferencias gubernamentales han aumentado de volumen y están mejor focalizadas en los pobres. Casi todos los países de la región tienen un programa central de transferencias de efectivo que exigen a las familias, como condición, mantener a sus hijos en la escuela y llevarlos a exámenes médicos periódicos."

Lo anterior se acompaña con los siguientes gráficos:





Eso no es todo. Hay algo que me llamó particularmente la atención y que encaja con el momento electoral que estamos atravesando en la Argentina. Se le habrá escapado sin querer a la autora. Qué sé yo.

Más adelante, entonces, sostiene que en la actulidad, debido al fortalecimiento del dólar y al precio de las materias primas, que bajó, y a una serie de problemas fiscales y de competitividad, la perspectiva indica que no se podrán sostener las mejoras logradas hasta acá. Sin embargo, dice:

"A fin de cuentas, las perspectivas de desigualdad dependen de la persistencia de la desaceleración del crecimiento y de las fuerzas —igualadoras o no— que predominen."

Cuando habla de fuerzas que predominen habla de política. Habla de fuerzas políticas. Habla de fuerzas sosciales con representación política. Y eso tiene que ver con las fuerzas que conduzcan el Estado, con el carácter que asuma cada gobierno. Eso en la Argentina se dirime en democracia. Lo que se vote ahora en octubre va a definir si continuamos todo esto o lo cambiamos. Depende de todos, como siempre, eso es lo lindo. Ponele.


Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017