La agenda de la embajada estadounidense en la Argentina

Me parece que el párrafo que salió el otro día en la columna de Olivera de LN arroja mucha luz sobre lo que está pasando en materia de política económica en la Argentina.

El párrafo es éste:

Los empresarios entendieron entonces la naturaleza de lo que estaban discutiendo. El kirchnerismo, que venía apaleado tras la muerte de Nisman, buscaba desde entonces retomar la iniciativa y había hallado en el entendimiento con China una excelente oportunidad. Lo anunciaría, tal su costumbre, como epopeya económica: entrarían capitales de una potencia pese a las quejas por el default y el cepo cambiario y, en forma simultánea, se construirían centrales hidroeléctricas y nucleares que desmentirían el abandono energético. La celebración acreditaría además un viraje geopolítico que la Presidenta deslizó en la cadena, al trazar contrastes: "Nosotros no logramos por parte de Estados Unidos que vengan a hacer las inversiones en materia de represas, de usinas nucleares, con financiamiento que nos dan". El planteo de una postura, pero también acaso un mensaje. Desde que llegó, Noah Mamet, flamante embajador de Estados Unidos, ha dado entre empresarios muestras de que no será un diplomático pasivo y de que está desvelado por la suerte y los intereses de las empresas norteamericanas. Su lista de inquietudes incluye el convenio con China.

 (El subrayado es mío.)

Esto recién empieza. Y más allá de cuestiones que rocen a los intereses estadounidenses o de sus aliados, el problema de fondo tiene que ver con el avance de China en América Latina. Es geopolítica, señores. Y parece que hasta el Vaticano juega.

No es casual que muchos intereses desvinculados de un mercado interno fuerte coincidan con los intereses de Estados Unidos. Por otro lado, los que tienen un interés (económico o político) más vinculado con el mercado interno fuerte y menos con las aperturas comerciales y financieras, se acercan a cualquier salida que les permita continuar con su actual esquema de negocios o poder.

Techint, AEA, parte de la UIA, la SRA, entre otros intereses económicos, casi todos los políticos opositores, los medios de comunicación dominantes, parecen haber quedado de un lado. Algunos industriales, el oficialismo, los intereses vinculados a la construcción y la inversión de China, los gobiernos populares de América Latina, parecen haber quedado del otro. China, hoy, a diferencia de EEUU, no está tan interesada en los dólares que pueda extraer del continente, sino más bien en que haya un importante excedente de alimentos.

Junto con la discusión buitre en la Argentina, llegó un nuevo despertar de la diplomacia de Estados Unidos en Latinoamérica, que mostró en los cambios de la relación con Cuba la primera emergencia de la punta del iceberg de este nuevo acercamiento. Esperemos que todo ello encuentre canales institucionales (en este sentido estos 12 años fueron muy importantes), y que no lastime a nuestros pueblos como tantas veces ocurrió en la historia de este -nuestro- sur. Vamos a hablar de esto durante la próxima década, pareciera. Y como siempre depende sobre todo de nuestro gobierno qué ocurra con nuestro país en este escenario.


Comentarios

AMIGO LOS INTERESES CHINOS, ARGENTINOS, AMERICANOS E IRANIES SON CONVERGENTES INCLUIDA A INGLATERRA..EL DISCURSO DE LA PRESIDENTE ES CONTRA ISRAEL. CONTRA EL ESTADO PARIA RACISTA QUE INSISTE EN SU PROYECTO DE EXPANDIR SUS FRONTERAS EN SU PROYECTO DE GRAN ISRAEL.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos