Contenidos vs línea mediática

En los últimos días se profundizó una clara tendencia de los últimos meses.

Las fuerzas políticas en pugna, contenidas en distintos partidos políticos, que buscan posicionarse frente a las elecciones de 2015 de manera tal de dar alguna pelea, cada vez más no encuentran un eje discursivo que tenga algún impacto en la sociedad. Por el contrario, ni siquiera consiguen sostener el eje de oponerse a todo lo que hace el gobierno nacional.

Mientras de un lado, el gobierno hace, y defiende lo que hace. Y muestra diagnóstico con gestión y ejecución, por el otro los distintos referentes de los partidos no encuentran ni siquiera claridad en el diagnóstico. El mismo que critica al kirchnerismo, no confía en los candidatos que van a firmar a Clarín y a hablar de sí mismos, de otras personas, pero casi nada sobre el país y sus ideas para el desarrollo sin ajustes.

Cabe suponer que hacer diagnóstico es fácil. Y corregir los problemas es difícil. Incluso, eso se puede profundizar cuanto más alejado se esté del gobierno. Ya que perteneciendo al gobierno, la misma manifestación del diagnóstico genera expectativas, con resultados concretos. Así y todo, la oposición no encuentra ejes económicos críticos que le permitan mantenerse bajo el interés de las mayorías.

Así las cosas, nadie cree (o muy pocos) que Massa pueda quitar el cepo, o Macri bajar la inflación. Por lo menos no sin hacer pelota otro montón de cosas. O sea, hasta quienes los apoyan suponen que están ocultando una parte de sus programas. En este sentido Scioli se mantiene más o menos bien sin prometer nada, tal como Randazzo y otros referentes del FpV. Mientras tanto, el gobierno nacional logró instalar que en varios temas tiene buena leche (fertilización asistida, Código Procesal Penal, defensa del consumidor, buitres, satélite, precios cuidados, Procrear, Procreauto, Progresar, AUH, jubilaciones, YPF, BCRA, dólar blue bajo control, trenes, etc), quizá todavía le falta mostrar una imagen más eficaz / eficiente (hidrocarburos, subsidios, transporte, energía, importaciones industriales, IED, Ley de SCA, regulación del sector financiero, etc), pero es notable que en esta época se escuche tanto "los demás son peores".

De alguna forma, los que apoyan al gobierno están seguros de sus acciones, a pesar de las críticas sobre la forma de atravesar las dificultades. Mientras que, los que no lo apoyan, en términos bastante difundidos, desconfían de todos. ¿Por qué ocurre esto? Desde 1975 hasta 2003, los gobiernos hicieron más por, e implementaron políticas para, las grandes empresas (locales o extranjeras), que por los pueblos (tal como ocurre Europa ahora), y existe un registro de esto, incluso en aquellos que no quieren ninguna continuidad del Estado actual. El gobierno, no sin inconvenientes, viene mostrando que incluso durante una recesión se puede gestionar por el conjunto y no sólo para los sectores concentrados: de este modo, la crisis internacional y el frío interior, son contenidos por el Estado que sostiene a todos sus sectores por igual sin recurrir a ajustes, que tradicional e históricamente concentran la economía, y lastiman a los sectores populares y trabajadores.

El problema que tiene la oposición para caprilizarse y mostrar alguna continuidad, es que se paran sobre temas ya aceptados e instalados, y debaten los nuevos, legitimando las críticas que el gobierno hace sobre ciertas actitudes desleales (desde el punto de vista del sistema político) en el sentido que la única capacidad de hacer de la oposición, es deshacer o impedir.

Como dato color, para ilustrar la idea, una frase:

"Mientras, el Gobierno actúa como si estuviera comenzando su gestión y no en retirada. Avanza consolidando su poder utilizando la mayoría parlamentaria, principalmente en Diputados." Oviedo, La Nación.

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA