¿Confianza en el gobierno? ¿Ahora mejoró? ¿Qué pasó?

Una idea cortita y al pie.

Hace un tiempo, decíamos acá, que:

"La paradoja, que merece algún debate, es que en el marco de una meseta en la distribución del ingreso, o incluso con un pequeño retroceso, muy posiblemente convivamos con un menor conflicto social. Los sectores más intensos en su oposición al gobierno bajarán su exposición, como respuesta a fenómenos sociales vinculados con la observación de una menor intervención del Estado de manera generalizada en la distribución del ingreso, aunque esto mismo perjudique a esos mismos sectores.
La clase media acomodada urbana visibiliza primero el rol del Estado, su intervención en la economía, antes que sus propios intereses de clase: la sensación de que la realidad económica prima sobre la política –aunque no sean esferas distintas, por eso “sensación”– funcionará como aliciente para la intensidad opositora de un importante sector de la Argentina.

En este sentido, el índice de confianza en el gobierno de la U. Di Tella permite algún acercamiento a esas hipótesis. La última medición de marzo sube 10% la de febrero.

Ese índice, tira estos datos:




Además la confianza del consumidor, de la misma U. también da mejor, 8,2%, como dice ahí:



¿A dónde quiero llegar? A que en un contexto donde se vislumbra el ordenamiento de las variables macroeconómica, luego de haberlas adelantado (devaluación, quita de subsidios, tasas financieras positivas -o casi-, menores restricciones al dólar, política monetaria contractiva, política fiscal con sintonía fina, etc.), el sector de la clase media urbana con ingresos saludables y más enardecido con el gobierno, siente un cierto oxígeno, con instituciones más de su gusto. De todos modos, habrá que confirmar la tendencia en nuevas mediciones. Pero en este post sólo se busca dejar planteado el tema.

El Estado tiene varias formas de mejorar el poder adquisitivo de los ingresos, y promover la distribución equitativa a partir del adelantamiento y el atraso de variables. Eso lo puede hacer, entre otras formas, en la medida que disponga con independencia de divisas, y esa mayor o menor independencia requiere una posición política clara y firme. Durante 2011 y 2013 utilizó reservas para sostener el tipo de cambio fuera de un lugar de equilibrio y a favor del poder adquisitivo del salario de los trabajadores, a favor de la importación de bienes capital (vinculado con una administración del comercio exterior en este sentidos) y contra (entre comillas) de los intereses de los sectores exportadores.

Es decir, utilizó dólares comerciales para adelantar estas variables. Sin embargo, el balance de pagos empezó a ser conflictivo, de vuelta, como siempre, y se entró en una situación de "pare", abriendo interrogantes sobre cómo será el "sigue" esta vez. El gobierno no pudo sostener esta estrategia en el tiempo, el electorado tampoco lo fortaleció en octubre pasado, y así tuvo que tirar algunas anclas para que la cosa no se vaya de sitio, porque un escenario desordenado, en este contexto, es sembrar neoliberalismo (como ya dijimos, y como parece interpretar el gobierno).

El Estado no tiene más saldo de dólares para financiar esas políticas, la clase media no votó masivamente a favor de ellas tampoco, dato no menor. Para mí porque le molesta el conflicto social que eso genera, no tanto conducida por los medios (porque es algo conserva con o sin ellos), pero sí con los argumentos de esos medios concentrados. Ahora bien, con dólares comerciales y las políticas correctas la cosa marchaba, con mucho Estado y conflicto, la cosa marchaba. Eso, como siempre dijimos genera inflación (más consumo, más ingresos, más disputa distributiva, más infla), y esta infla y la conflictividad social generan malestar en la clase media urbana, inconmovible por momentos, aunque ella misma mejore su poder adquisitivo.

Si el gobierno tiene el diagnóstico que para corregir esta situación precisa dólares financieros, tiene que hacer varias cosas para conseguirlos, el mundo no tiene dólares financieros para que los países los usen en los pobres, en la inclusión y en la distribución del ingreso y la riqueza, sino para que los usen en las multis (establecidas localmente o con negocios en el país). Así  las cosas esta búsqueda de dólares financieros es un problema. Un nuevo problema, que obliga al gobierno a acercar algunas variables a los puntos de equilibrio de mercado y no del Estado inclusivo. Esto se puede decir mucho más alegremente en un blog poco visitado como éste, de lo que puede decir un funcionario en público, está más que claro.

Esta situación es menor al lado de otros problemas que tuvimos antes, ya que ahora hay bajo desempleo, aún (?) alto consumo, actividad saludable, distribución del ingreso en posiciones históricamente aceptables, inversión saludable, protección social fuerte sobre sectores vulnerables, etc. Un escenario que permite tomar decisiones de ordenamiento sin que sea técnicamente un ajuste. Parece una situación que contrasta más con el relato (exacerbado por la oposición), que con la realidad, lo cual plantea desafíos para los sectores que apoyan al gobierno, pero tranquilizan a los que no lo apoyaban. Nadie dice que sea fácil.

Si el gobierno logra desarmar estos problemas que en última instancia pegan por la restricción externa, y logra dejar un escenario ordenado al siguiente gobierno, va a hacer historia, acordate. Porque permitirá al siguiente gobierno tomar decisiones saludables, siempre y cuando electoralmente haya una manifestación en este sentido, cosa que puede barajarse: ¿por qué habría una respuesta electoral extrema si el gobierno no asume una posición extrema? El penduleo podría ser, entonces, más leve. Lo ideal sería que no haya penduleo (en este momento), pero nadie dice que sea fácil.

Y como la única verdad es la realidad, nunca hay que olvidarse que la mejor forma de mejorar los ingresos fijos, es con organización social, con sindicatos fuertes, y con un Estado que los promueva, vía políticas específicas para viabilizar negociaciones colectivas, y vía políticas generales que mejoren el empleo y bajen el desempleo, en general, como lo ha sido todos estos años la promoción del consumo.

El pico superior de la línea verde, muestra el peor momento en cuanto a distribución del ingreso en los años seleccionados.
La idea era cortita, mi manera de explicarla, más o menos. Gracias por llegar hasta acá.

Comentarios

Alcides Acevedo dijo…
Mamita, qué ganas de perder el tiempo Herrera ¿tanto de pagan? tu laburo es realmente insalubre... un sólo dato: la venta de autos cayó en Marzo un 40% ¿qué te parece? ¿habrá subido el índice de confianza en el gobierno?, tuvimos también un mes entero de paro docente en Buenos Aires... ah, cierto, ese territorio no tiene nada que ver con el kirchnerismo...
La verdad Alcides, celebro que uses tanta parte de tu tiempo leyendo blogs con los que no coincidís. Lo cual sería insaluble también. La verdad que en eso sos mejor que yo (apenas si leo todos los diarios opositores, TN y no mucho más, de vez en cuando sí, algún blog, pero poco más). ¿Estás discutiendo con la Di Tella? Bien, andá allá a discutir entonces.

El debate serio apunta a entender por qué antes de que caiga la venta de autos (?) la confianza en el gobierno no era la mejor...
Anónimo dijo…
Alcides es masoquista, o no hay suficientes blogs de la derecha que valgan la pena leer?
además debe tener tiempo de sobra, debe ser rentista.
Es verdad que cayó la venta de autos, pero así y todo el volumen de autos que se venden no es para nada despreciable, estamos cayendo desde muy alto.
fernandobbca
"Así las cosas esta búsqueda de dólares financieros es un problema. Un nuevo problema, que obliga al gobierno a acercar algunas variables a los puntos de equilibrio de mercado y no del Estado inclusivo"

Y si, puede entenderse en este gobierno, si no corregís ciertos desbarajustes se complica sostener lo ganado.

De todas formas no me cierran las estadísticas de la Di Tella. Sobre todo por que los efectos de la devualuación me parece que se sintieron, en consecuencia el mal humor y pesimismo deberían aumentar

Pero buehhh... si hay algo complicado es saber que catzo quiere sobre todo "laggente"

Saludos
Alcides Acevedo dijo…
Erkekjetter Silenoz dijo...

Pero buehhh... si hay algo complicado es saber que catzo quiere sobre todo "laggente"


Ja Ja, pobre idiota ¿qué quiere la gente? fácil: la gente quiere la moneda, quiere el billete, quiere comprarse cosas, etc, etc...

Si empieza a caer el nivel de vida el gobierno se tiene que ir, así de fácil.
Unknown dijo…
Alcides, me parece que tu futuro sigue siendo cantar cumbia, es muy tierno lo tuyo, que sigan los èxitazos !!!
" la gente quiere la moneda, quiere el billete, quiere comprarse cosas, etc, "

Ja ja... ¿te das cuenta pedazo de gorila golpista que todos somos peronistas?

No es malo ser viejo, lo malo es ser boludo a la vejez viruela y encima no darse cuenta

Saludetes desde Costa do Sauipe

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos