Brecha de ingresos por decil, segundo trimestre de 2016

Finalmente apareció la información de la EPH (Indec), y con ella pudimos hacer algunas cuentas.

Click para agrandar los gráficos.

En todos los casos se trabajó con la escala de ingresos individual (EPH). Nos resulta la más repsentativa de la situación del conjunto social. Pero está claro que trabajar con per cápita familiar (otro recorte de la EPH) arroja información que aporta a la comprensión también. Va en gustos.

 Brecha: surge de dividir la media del decil que más ingresos tiene sobre la media del que menos ingresos tiene.


A continuación nos fijamos cuánto aumenta la media de cada decil año a año y agregamos el dato de la inflación (Bein) entre los segundos trimestres de cada año.


Lo que sigue es el gráfico que sale del cuadro anterior. Puede verse que en el último año los deciles que más crecen son los más ricos, en detrimento de los más vulnerables que se ven confinados a los últimos lugares. Eso es el cambio.


En este gráfico recortamos algunos deciles para una lectura más sencilla.


A continuación los últimos datos disponibles de la EPH (Indec), para tener un panorama de la foto actual.


La conclusión es la de siempre: los beneficios sociales otorgados entre 2009 y 2015 no sólo mejoraron a los deciles sujetos de derecho, sino que traccionaron a los deciles más cercanos. Eso en la medida que no existan shocks como por ejemplo devaluaciones, tal es el caso de lo ocurrido en eneero de 2014 o en diciembre de 2016. En este último caso con el agravante de un Estado que se apartó de acompañar a la economía tras la caida de la actividad. El Procrear orientado a la construcción en 2014, o el aumento de la AUH en ese año muy por encima de la inflación resultó en mejoras firmes y en el corto plazo.

La Argentina precisa redistribuir, sino se cae su economía, pero además precisa agregar valor para crear empleo y mejora en el balance de pagos. La Argentina actual se concentra: los que más ganan pasan a ganar más. Esto no ayuda a pensar mejoras sociales. 

La otra discusión es la de cuánto se puede sostener la mejora de los deciles más necesitados si no alcanzan las divisas para ello, o si provienen de la deuda y no de impuestos de la propia economía. Es la discusión de la restricción externa que damos desde 2012, y que este año se resolvió malamente por el lado de la deuda, con apreciación y apertura comercial, poniendo en duda que la situación que ya empeoró en el último semestre, pueda mejorar o en caso de que mejore (cosa que hoy no se entiende cómo pasaría) pueda sostenerse en el tiempo, si la deuda ahoga crecientemente el gasto público.

Comentarios

Favio dijo…
¿Del 7 a 1 ni hablar, no? Qué dirán las Damas de la Sociedad de Beneficiencia de este estiramiento del coeficiente Gini. Gracias por esta info.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos