Las multis no son de Perón

Estaba viendo el índice de ventas minoristas que hace CAME, sobre todo el índice general y el que refiere a ventas minoristas de neumáticos. Se nota un muy fuerte descenso en el consumo minorista de neumáticos. El sentido que tiene esto es que no es un bien de primera necesidad y los individuos posponen la compra de neumáticos nuevos, arreglan los viejos o usan por más tiempo los que tienen.

Sin dudas que la crisis de Brasil afecta la industria automotriz y con ello se afecta la industria mayorista. Como por ejemplo a Bridgestone, una multi de buenas gomas.

Sin embargo, el titular de la multinacional, Pedroni, en una nota en La Nación se muestra satisfecho con el cambio operado desde diciembre y dice (resumen de la nota):


-¿Cómo está el negociode Bridgestone?

-Lo que vemos es una industria que en líneas generales se mantiene a niveles de volumen. La industria se divide en tres canales importantes: de reposición (todos los puntos de venta que hay en el país), de equipo original (las terminales automotrices) y de exportación. En reposición lo que vemos es que hay un volumen de comercialización similar al mismo período del año pasado; se están vendiendo 9,5 millones de neumáticos de enero a julio. En las terminales hubo una baja por la caída de la industria automotriz, pero nuestra caída es mucho menor a la de la industria, porque nos especializamos en neumáticos para camionetas de alta gama, que es un segmento que anda muy bien. Acá hablamos de un volumen de 2,5 millones de unidades. Y hay 2,5 millones de exportación.
-¿Y cómo está la exportación?


-Similar al año pasado y hasta diría que un poco mejor, porque estamos con un plan muy fuerte de exportación a Estados Unidos, que compensa lo que cayó Brasil. El hecho de poder tener otra vía de exportación diferente nos da un aire que otros no tienen.
-Ahora que se abrió la importación, ¿cómo están en la competencia con lo que viene de afuera?
-Definitivamente vamos a un mercado mucho más competitivo y dinámico que el que vimos en los últimos años. Estamos volviendo a la normalidad, a lo que son el 99% de los mercados del mundo, donde hay muchas marcas de neumáticos compitiendo, diferentes modelos de negocios y muchos más jugadores de nivel internacional que empiezan a tener presencia. Si vamos a nuestros números puntuales de reposición, Bridgestone está en un mercado que se mantiene en volumen, con un crecimiento de 4% en las ventas entre enero y julio respecto de igual período del año pasado. 

-Con el tipo de cambio actual, ¿el país es competitivo para exportar neumáticos?
-Sí, definitivamente. Pero depende mucho del tipo de producto que uno genera. Si nos concentramos en los neumáticos de muy baja gama no vamos a ser competitivos; la Argentina, como país, no es competitiva en productos de baja gama y alto volumen. Ahora, si nos centramos en gama media-alta y alta podemos competir; la mano de obra argentina es buena y está calificada, hay procesos y equipos para hacerlo. Entonces, la pregunta no es solamente si el tipo de cambio ayuda o no. El tipo de cambio es una variable coyuntural y hay que ver cómo se es sustentable como empresa productora a lo largo del tiempo. Y eso se logra con tecnología, productividad, entrenamiento y capacitación de tu gente. La Argentina por eso se está convirtiendo en un centro global de producción de pickups de alta generación.
-¿Cómo ve el nuevo contexto económico?
-Lo veo muy bien a futuro, pero con una situación hoy que es compleja a nivel de mercado. Vuelvo a decir, nuestros números han sido muy positivos para la situación actual que se vive como país y como industria. Pero lo que vemos es que a futuro hay un contexto de reglas de juego muy claras y de confianza en el país muy positivas. Estamos viviendo una transición que probablemente dure unos meses más, pero a futuro el país tiene todo el potencial para ir adelante. Por eso estamos invirtiendo en una industria donde las inversiones son a 10 o 15 años vista.
-¿Aun con Brasil en crisis?
-Brasil está tocando piso, pero tiene todo para arriba. Y la Argentina, que también está en una situación compleja, también irá desde esta posición para arriba. Además es un círculo virtuoso, porque si Brasil mejora te multiplica el crecimiento. Vamos a cuadruplicar las exportaciones en los próximos dos años en volumen, gracias a Estados Unidos. El año pasado cerramos con 400.000 neumáticos de exportación. Produjimos 3 millones de neumáticos, vendimos 3,5 millones, porque importamos una parte. El plan es exportar este año 600.000; en dos años, 1,6 millones, y en tres años, 1,9 millones.
-¿Cómo se maneja con la inflación alta que hay en el país?
-Con una concientización muy fuerte desde el punto de vista de los gastos y los costos. Es algo que nos pega a todas las compañías productoras y que te quita competitividad. Hay que trabajar en otras variables: trabajar con los proveedores principales y explicarles el plan hacia el que vamos. Hemos trabajado duro para reducir nuestro ausentismo. Esa reducción implicó ahorro muy importante en tema de dólares. Entonces atacás la inflación replanteando lo que hacés en forma continua. No todo es trasladar el problema a precios, porque con eso sólo le trasladás el tema a otro.
-¿Ustedes importan la mayoría de la materia prima?
-Tenemos mucha materia prima importada, por ejemplo el caucho natural. Sin embargo, hace unos años trabajamos en un plan de reemplazo por materias primas locales.
-¿Eso fue por la presiónde Guillermo Moreno (ex secretario de Comercio)?
-No, fue un plan de pensar la sustentabilidad de la empresa. Fue un plan de entender cuáles eran las reglas de juego del gobierno anterior y un plan en función también de la disponibilidad de dólares.
-¿La caída del consumo en general se traduce en caída de ventas de su producto?
-Se traduce en el tipo de marcas que la gente consume. El crecimiento del parque automotor fue muy grande en los últimos años y eso nos da a nosotros un buen mercado. El tema es qué tipo de neumáticos va a cambiar el usuario. Entonces se ve que compran una marca de menor valor o segundas marcas. Cuando hay recuperación económica sí vuelven a comprar un neumático premium.
-¿Han tenido despidos?
-No.
-¿Cómo les impactó en sus costos el tarifazo de gas y electricidad?
-Obviamente que nos afectó. Es parte de los costos que tenemos que rever y movernos hacia otro tipo de energías. Hay que entender que hay realidades que uno no puede cambiar, pero sí se puede trabajar en otras variables en las que uno sí puede influir. Como decía antes, volvemos al 99% de los países del mundo que son normales.
 
 Leída la nota en discusión, vamos a pasar a mirar el mercado interno minorista (ver gráfico). Las ventas minoristas de neumáticos bajaron 15,3% en agosto de 2016 (interanual), y reflejan una caída acumulada en los primeros 8 meses del año de 8,7% (interanual).




¿Qué estamos viendo? Varias cosas. Las pongo con viñetas para redactar menos.

  • Un importante descalce entre lo que pasa en el mercado interno minorista, vinculado a la reposición, y los intereses de la industria mayorista vinculada a las automotrices multinacionales. 
  • Se trata de una multinacional de productos de alta gama, por lo que en principio su mercado internno no se ve trastocado frente al descenso del consumo interno, ya que las unidades que usan sus productos responden a sectores favorecidos por los cambios en el patrón de acumulación. Es decir, si se venden más 4x4, la empresa que vende neumáticos para esos vehículos no tienen por qué empeorar. Tal como reconoce Pedroni.
  • Uno de los ganadores de las exportaciones a un precio menor en dólares son las fábricas en EEUU. Vaya sorpresa que no es novedad para nadie. 
  • Las reglas de juego a favor del país, por ejemplo provocando sustitución de importaciones funcionarios. Quizá de manera desordenada, pero el mismo CEO de Bridgestone lo admite. Es un punto crucial para tener en cuenta.
  • Las instituciones de largo plazo que deben respetarse, la verdadera seguridad jurídica a construir, son las que benefician al conjutno del país, no las que promueven los sectores que incorporan nulo o bajo valor agregado, buscando una libeertad que daña cualquier inversión asociada a un desarrollo endógeno.

La Argentina sin Estado, dado que su sistema productivo es competitivo sobre todo en materias primas, sufre una reorientación hacia actividades primarias. Una vez más, debe decirse que el Estado es fundamental en la reorientacion de recursos para fomentar la industria. No sólo redistribuyendo y pensando en la equidad, cosa loable y sustento del mercado interno, sobre todo se debe hacer con un plan de industrialización que establezca reglas de juego que obligue a los grandes jugadores a invertir, pero pensando en el país, y no por el contrario a hacerlo aprovechando ventajas de explotación laboral, o especulación financiera.

Los capitales extranjeros necesitan canales que les muestren que pueden ganar mucha plata pero beneficiando al país en su conjunto. En la nota a Pedroni aparecen chispas de esto. La inversión con una mirada sobre lo nacional, redundará en el propio beneficio de multis (mercado interno). Deben evitarse las promesas de cuasi renta extraordinaria que terminan dañando todo el tejido cultural, social y productivo nacional.

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos