Echale la culpa del crecimiento con inclusión, a todo

La pregunta que guía estas líneas es ¿cuánto de todos los desafíos que tiene la Argentina actual, en términos políticos, sociales, económicos, energéticos, industriales, laborales, vivienda, transporte, educación, salud, desarrollo urbano, etc. son consecuencia de un crecimiento con inclusión que fue desprolijo?

Porque ya hemos demostrado que entre 2003 y 2013 se creció con inclusión. Parece que en los próximos años, el desafío es darle un canal de contención a esa inclusión, para que ya lo importante no sea sólo que haya más trabajo y mejores ingresos, sino que el país esté a la altura de canalizar las necesidades de esa inclusión.

Esto es algo que se pospuso, básicamente porque los sectores concentrados siguen agrediendo esa inclusión, y se trabaja en no retroceder. Pero resulta fundamental entender que el Estado tiene los resortes para aguantar esas presiones, y en base a este entendimiento dar los próximos pasos.

El objetivo pasa ya, entonces, por mejorar la infraestructura y la planificación del desarrollo, para que los hijos de las personas que ascendieron materialmente estos años, y estas mismas personas, puedan acceder a los caminos de la propia continuidad de esa inclusión, un camino de dignidad que no debe borrarse nunca más: integración urbana, vivienda, mejor educación y salud públicas, autoabastecimiento energético y mejoras en la distribución, transporte, desarrollo industrial para volver (en el mediano plazo) a los saldos positivos de cuenta corriente, etc.

Abrí el post con una pregunta, que espero esté bastante clara, lo cierro con otra, ¿el próximo presidente o presidenta, entenderá que debe conducir el Estado independientemente de los intereses corporativos variopintos buscando una síntesis que favorezca a todos los sectores (incluidos esos intereses), mejorando los niveles de inversión pero sobre todo sin perder -y profundizando- la fortaleza de conducción que se construyó en el Estado para orientar esas inversiones hacia el bienestar de un conjunto cada vez mayor?

Lo grave de esta pregunta, es que la respuesta no la tendremos en los discursos de campaña, sino en la acción concreta del próximo gobierno. Un escenario ideal para confiar en que algo de esto ocurra es que cualquiera que gane las elecciones, y por la razón que fuere (condicionamientos o convicciones), entienda que su programa político, el comentado aquí, el de profundizar la infraestructura, la industria y el bienestar, debe estar orientado para tener éxito a la continuidad antes que a la ruptura del actual proyecto.


Comentarios

Daniel dijo…
La única garantía al respecto la da el Frente para la Victoria.
Alcides Acevedo dijo…
mamita, cuanto delirio...
¿Crecimiento con inclusión? para nada, lo que vivimos estos años se llama populismo, o sea, pan para hoy hambre para mañana.

Ya lo dijo la CEPAL: la inversión en infraestructura del gobierno K es la mitad que en los 90, y se nota.

Es un desastre, sólo la mentira estadística del INDEC no permite tomar plena conciencia del deterioro a todo nivel que vive Argentina, la destrucción de empleo es feroz, cuando empiece el calor ni te cuento, los cortes de luz serán cosa de todos los días.

Que Dios no ayude.
Daniel dijo…
Alcides, entrá al sitio Chequeado.com y te vas a desasnar respecto al informe de Cepal.
Suelo leerte en muchos otros blogs.
No tenés nada que hacer?
Daniel dijo…
4:28 Alcides!

No dormís bien? Y claro, hace once años que caminás por las paredes y masticás veneno. Fijate si tu sombra sigue ahí o salió corriendo despavorida. Con vos Dios va a tener un laburo que ni te cuento.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

Lo bueno y lo malo de 2016, y lo que viene en 2017