Cierre del año en el gabinete. Misión cumplida

"Los entusiastas de las rebajas tributarias tienen una curiosa trayectoria: se han equivocado en todo, año tras año" (Paul Krugman; http://economia.elpais.com/economia/2015/10/02/actualidad/1443792266_348873.html)


Tendría que haber sido un cierre de año de festejo para el gobierno, sin saqueos, sin descontrol social, cosas clásicas en diciembre, con un blanqueo que por ahora llegó a 90.000 millones de dólares. Lo cual puede sumarse a noticias que, por lo menos en octubre, no son estrictamente malas en el mercado de trabajo registrado (que ese mes subió, aunque todavía con pronóstico reservado para todo el año, que muestra caída).

Además ganaron los sectores que el gobierno quería que ganen, las energéticas, las multinacionales, los sectores exportadores del campo, los bancos extranjeros que disfrutaron de un país que colocó deuda en el orden de casi el 10% de su PBI, los buitres que cobraron más de lo que pedían, la estrategia geopolítica de Estados Unidos en Latinoamérica fue carne con la política internacional del gobierno. Ganaron todos los que querían ganar antes de asumir. "Exitosa salida del cepo". 

Pero no: la salida de Prat-Gay es una piedra en el zapato indiscutible. Los famosos inversores capaces de crear una lluvia de inversiones no verán esto como un elemento que ayude a la confianza. Esto es central para el modelo de Cambiemos.

No hay forma de comprender que el Ministro que logró sacar el cepo, sacar retenciones, viablizar tarifazos, desregular los controles a la fuga de capital, tomar 10% del PBI de deuda, con beneficios extraordinarios a los bancos, integrar un blanqueo de 90.000 millones de dólares, sea despedido durante diciembre, como si algo de todo -negativo para la Argentina- esto estuviera fuera de los planes de la Alianza Cambiemos.

Ahora habrá que transitar la herencia de este año 2016 tremendo. Lo que sigue será mucho más difícil porque ya no está el colchón de la herencia buena del kirchnerismo, con indicadores sociales aceptables en relación a lo que señala la historia argentina. Es verdad que también se resolvió parte de la herencia mala del kircherismo, la restricción externa, pero se resolvió con un panorama de expulsión del bienestar social que puede agrandarse, porque la reconversión productiva contra la industria y a favor de sectores que no impulsan la actividad (financieros especulativos) se va a sentir cada vez más (salvo que haya cambios de política económica).

Ajustar el gasto público es siempre recesivo y no hay ejemplos de que esto vaya de la mano de un impulso económico que mejore el sistema productivo de largo plazo. Al contrario.

El Ministro Alfonso Prat-Gay practicó el ajuste más fuerte que existió en la Argentina desde la llegada de Cavallo en 1991. Y semejante a lo que ocurrió en la Argentina (en materia económica) entre 1975 y 1983. Cuestiones como el endeudamiento, la apertura comercial contra la industria y la organización sindical, la búsqueda de inversiones extranjeras en base a mejoras en la rentabilidad de los sectores concentrados y tansnacionalizados de la economía (devaluación y tarifazo), tienen muchos puntos que riman con la dictadura (en materia económica) y con los 90s.

¿A qué se le llama ajuste? Esto requiere una definición categórica. Ajustar, que suena a sanidad fiscal y monetaria, en realidad suele ser una transferencia de ingresos desde los sectores populares a los concentrados de la economía. Dentro de los sectores concentrados suele haber a su vez sectores que mandan y ganadores-pero- no-tanto. En este caso puntual, durante la gestión Prat-Gay ganaron los bancos extranjeros colocadores de deuda, las multinacionales de la energía (con perdones de deudas, tarifas crecientemente desreguladas, créditos, o con beneficios de market-share), otras multinacionales y el agro exportador.

Para lograr un cambio a favor de los trabajadores, el gobierno debería asociar consumo a actividad
interna (el Procrear hasta 2015 es ejemplo), todo ajuste, en el sentido descripto, sólo puede causar más ajuste como ya se ha visto este año. Los ciclos suelen tener varias cuestiones procíclicas, de manera tal que cuando hay recesión (como ahora), que acumula 2,4% de caída al tercer trimestre de 2016, baja la recaudación, baja el consumo, baja el gasto público y baja la inversión. Mientras que en épocas de auge todo sube. En ambos casos, un país se construye con plan. Con una idea de a dónde se quiere llegar, y eso se hace enfrentando intereses. El problema del gobierno del ingeniero Macri es que es “fuerte con los débiles y débil con los poderosos”.

La gravedad del caso es hasta qué punto los que mandan en este modelo prefieren que el país crezca, hasta acá el gobierno no parece muy preocupado en consolidar un plan de desarrollo, o de crecimiento interno para bajar la pobreza o mejorar el empleo de calidad. Sino en lo contrario: crea excedentes en varios sectores de fuerte internacionalización en base a la caída del mercado interno. Un país primero para el mundo y después para su pueblo. Y no parece que un cambio de personas pueda cambiar esto. No de la forma en que está planteado el proyecto del gobierno.






Comentarios

Una cosita nada más.... la restricción externo NO SE RESOLVIÓ.... de hecho ni miras de ello ya que según estos los 3 años que faltan la cta. cte. será siendo negativa (otra bomba de tiempo para la próxima pesada herencia) y no hay ninguan señal que indique una disminucación de las impos con subida de expos... a menos que profundizen el ajuste o devalúen (que no es resolver la restricción bai de uei)... Y creo que cualquiera de estas dos cuestiones podrán aparecer después de las elecciones...

Saludos cro. y feliz año
Felicidades Silez! Sí nuestra discusión sería retórica respecto de la restricción, coincido con lo que decís, yo le llamo resolución a cualquier cosa que deje de entorpecer el normal desenvolvimiento económico a partir de ese cuello de divisas. Creo que esta claro que esa resolución fue terrible y dejara una herencia. Pero para mí no deja de ser una resolucion .

Feliz año, no vamos a aflojar nunca!!

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

El país que no miramos...

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos

Lo bueno y lo malo de 2016, y lo que viene en 2017