Feliz 2012

El año 2011 tuvo grandes cosas, algunas más intensas y otras más abstractas. Fue un gran año. En lo personal a las actividades de siempre se sumó la militancia, en la calle y también puertas adentro.

A veces me gustaría pensar que escribir este blog es, también, una forma de militar. Pero como ya saben varios, no creo que pueda llamarse militar a alguna acción virtual. Lo que no quita que sea algo muy importante: cualquier espacio de manifestación personal es importante, pero escribir un blog independiente, considero, no es militar básicamente por el simple hecho de que no responde a una estructura orgánica de laburo colectivo (como cualquier militancia). La militancia es organización.



Este año 2011 tuvo un montón de hechos sociales y políticos, triunfos y derrotas, éxitos y fracasos, alegrías y grandes tristezas. Fue un año importante para la Argentina, hemos crecido como sociedad. Hemos dado pasos interesantes en muchos aspectos: la política siguió fortaleciéndose como camino para el cambio social, hecho que se refleja en la militancia joven que este año creció como hace tiempo no ocurría. Lo cual, dicho sea de paso, constituye un gran desafío para todas las organizaciones y los liderazgos políticos. Sumar, organizar y conducir ¡vaya desafío!

Para este 2012 mis deseos son que el Estado siga siendo superavitario (que no precise endeudarse afuera, con todo lo que ello implique o sea preciso); que la sintonía fina pueda realizarse en el sentido de tener una sociedad con mayor igualdad, más trabajo registrado y con menos personas bajo la línea de pobreza; que las expresiones populares sigan encontrándose  representadas; que logremos integrar en el aparato del Estado una institucionalidad relativa al bienestar social (y que este aparato se parezca menos al diseño neoliberal); que los actores sociales y liderazgos políticos sigan aprendiendo y creciendo; que los actores sociales en puja constante tengan una mirada de conjunto al sentarse a la mesa de negociación y al decidir sus acciones; que el conflicto siga siendo parte fundamental de la puja distributiva y la lucha por el poder, pero que se resuelva en beneficio de todos; que encontremos el camino para afirmar institucionalmente en el largo plazo el cambio social que vivimos desde 2003; que el desarrollo del país se sienta cada vez más en la alegría de cada familia y sus personas; que haya más y mejor educación, que crezcamos en soberanía de la salud, que no nos olvidemos de nuestros errores del pasado y sigamos confirmando las políticas de derechos humanos, civiles, sociales y políticos.

De alguna forma en este post busqué ponerle palabras a "Feliz 2012", espero que nos acerquemos a todo esto, y también espero que cada uno disfrute de buena salud, empezando por Cristina, y de un año donde las alegrías personales superen a las tristezas.

Desde aquí, por tanto, les deseo feliz año nuevo a todos aquellos que se acercan a leer estas humildes líneas.

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos