El otro 54%, una realidad paralela

"Esta victoria también es para la Argentina", dijo Henrique Capriles, y la Ciudad de Buenos Aires estalló en bocinazos de alegría. Es cierto que eran pocos, pero la gente (?) de la Ciudad estaba contenta, más que con el éxito de Macri, puede especularse. Notable.

Finalmente la oposición de la Argentina vive un postergado triunfo que curiosamente toma como propio. Fue divertido verla a Patricia Bullrich, irónica, cantando "uh eh, Chávez ya se fue"  en las calles de Caracas. De todos modos estuvo en tantos partidos que los colores de Capriles le sientan bien, o mal, como todos.

Comentarios rápidos para Venezuela, América Latina y Argentina: después de 14 años, Chávez no logró convencer al pueblo que él sigue siendo la mejor opción. Se entiende. Aunque las personas estén algo mejor, tienen que estar realmente mucho mejor para que su esperanza no se reoriente en otro candidato, después de tanto tiempo. Esto pesó en la triste derrota de Chávez, probablemente. Ahora con seguridad viene otra Venezuela, una nación donde de a poco el Estado se aleje, desprotegiendo crecientemente a los sectores populares. Se abre una época para el pueblo bolivariano que ojalá no llegue a los niveles de España o Grecia. Habrá que mirar de cerca, ¿qué pasó en esta Venezuela que seguramente tenía una agenda pendiente, pero que nadie esperaba que le dieran la espalda a su ejecutor más famoso de los últimos años?

América Latina ahora tiene una hora complicada, con Venezuela más cerca de la Paraguay de Franco, que de un Mercosur y una Unasur estratégicas para la consolidación de democracias que amplíen derechos políticos, civiles y sociales. ¿Se abre un proceso de dos latinoaméricas, Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia por un lado, y Venezuela, Chile y Paraguay, por otro? Mucho para aprender de este hecho histórico.

El caso de la Argentina es notable, mucha gente tomó como propio el triunfo, festejando incluso en la Embajada, y ciertamente es posible que el triunfo de Capriles postergue, o sea el golpe de gracia, para los eventuales intentos de re-re. La oposición apareció saludando el triunfo en todos los medios con comparaciones un tanto forzadas acerca de un proceso que se termina y una ciudadanía que entendió finalmente el camino de la libertad. Clarín volvió a derrapar mostrando una hilarante relación entre el cacerolazo, Capriles y el rechazo popular al 7D. La presidenta se mantuvo en previsible silencio.

Es muy pronto para sacar conclusiones, veremos cómo sigue; Argentina y Venezuela son muy distintas ahora, más de lo que ya eran antes, así que puede ser menor el impacto aquí del cambio ocurrido en aquellas latitudes.

Un poco esto es lo que pienso. O quizá todo lo contrario.





Comentarios

Anónimo dijo…
????
Anónimo dijo…
No se si será el feriado pero no lo comprendo. Perdí el manejo de la ironía?
Anónimo dijo…
Espectacular la imagen de esa realidad paralela ... que no fue.

Asumamos que existen, tanto en Venezuela como en Bolivia, Ecuador, Paraguay, Brasil y en nuestro país una proporción, digamos del 10% aproximadamente de sus poblaciones, que ANHELAN una democracia falluta y hecha a medida para su pequeño grupo.
Rechazan y desprecian a sus clases más humildes. Carecen de RESPONSABILIDAD SOCIAL.
Además de la religión oficial, sólo colocan en sus altares hipócritas a su derecho a la "propiedad". El mismo que han negado con todo su egoísmo durante siglos a los menos favorecidos.

No está errada esa interpretación de otra realidad, esa que felizmente NO FUE.

Faltan 59 días para el 7D.

Saludos
Tilo, 71 años
Gracias Tilo por entenderme. La responsabilidad social de una fuerza política, es una posición política en sí misma.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

La UCA, héroe y villano

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Salario real en la Argentina de 2017