La desnuda y sensual realidad...

–Pero no, ¿cómo se te puede ocurrir que hay una disputa de estratos sociales? ¿Cómo se te puede ocurrir que el precio de las cosas refleje parte de esa disputa? No, todo lo malo es culpa del gobierno y lo bueno gracias a cada uno. Que haya cosas buenas, redistribución equitativa, es una absoluta casualidad. 

–¿Te parece? 



Un par de cosas para terminar de enfocarlo.

1. ¿Cómo se lee esto? Un ejemplo: según la EPH, el decil de los que menos cobran, en base a la escala de ingreso individual, en el primer trimestre de 2014 (el decil 1) aumentó la media de sus ingresos un 36,72% respecto del primer trimestre de 2013.

2. Las primeras asignaciones universales por hijo fueron otorgadas en el cuarto trimestre de 2009 (en el cuadro, que trabaja con los primeros trimestres, se pueden ver sus efectos desde 2011). Hoy involucran a cerca de 1,8 millones de familias.

3. La ley de movilidad jubilatoria se implementó a partir del primer semestre de 2009. A partir de 2006 se agregaron al sistema nuevos jubilados con sistemas de moratoria, cosa que se refleja desde el primer trimestre de 2007. Se calculan 7 millones de jubilados en la actualidad.

4. En 2007 se perfora el 10% de desempleo. En 2008 se perfora el 9%. A partir de 2011, se perfora el 8%.

5. A partir de 2004, y hasta 2010 (año en el que se ameseta su cantidad), hay cada vez más negociaciones colectivas de trabajo.


Mientras haya pobreza, o personas que no puedan consumir todo lo que necesitan, toda redistribución equitativa generará mayores niveles de consumo, y presumiblemente para nuestra estructura productiva, habrá presiones, que se resolverán con alguna combinación de aumentos de los precios y de la inversión.

Comentarios


Aunque el autor del artículo y de la tabla no lo haya aclarado, (y le solicito que lo haga), interpreto provisoriamente que los ingresos de la tabla no son ingresos reales sino sólo nominales, es decir con valor real escaso o nulo.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI 8464942
Ex titular del sitio periodístico especializado (en el INDEC) indec.com.ar, censurado, clausurado, y apropiado anticonstitucionalmente para sí por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner
Si te fijas, Ricardo, el cuadro apunta sobre todo a mostrar una comparación entre los deciles, y no tanto sobre el poder adquisitivo real de cada año, para cada decil.

Para lo cual habrá que cruzar con inflación, entre otras variables (como distribución secundaria del ingreso, etc.). Y así podremos discutir esa otra cosa, que no es la discutida aquí.

Abrazos

Hernán P Herrera acepta ahora implícitamente (y le ruego que me lo aclare si no es sí) que su cuadro expresa valores sólo nominales, y aduce intentando defender su cuadro que “el cuadro apunta sobre todo a mostrar una comparación entre los deciles”.

El texto de su propio artículo desmiente esa declaración de intenciones, ya que ninguno de sus cinco puntos hace referencia a comparación entre deciles, sino a valores absolutos.

Lo que ha escapado al menos de momento a la comprensión de Hernán P Herrera es que la comparación entre los deciles también está fuertemente distorsionada por la inflación, ya que la inflación que sufren las familias afecta en cada etapa en magnitud muy diferente a los distintos deciles.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI 8464942
Ex titular del sitio periodístico especializado (en el INDEC) indec.com.ar, censurado, clausurado, y apropiado anticonstitucionalmente para sí por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner
Si no fuera porque buscas discutir donde no hay mucho para discutir, corriendo el eje, hay cosas que decís que tenés razón.

La infla afecta distinto a cada decil, pero no te olvides que incluso con esa premisa aceptada, en otros muchos momentos de la historia aumentó menos el primer decil que el último.

Podrías decirlas profundizando el post en vez de criticarlo. Pero estás incompresiblemente obsesionado con tus cosas, como ya hemos visto en algún otro debate en algún otro post.

Discuto donde hay para discutir y no corro el eje de dicusión. Lo de que estoy obsesionado corre por cuenta de Hérnan P Herrera ya que en cada comentario que he dejado en los diferentes blogs los demás comentaristas y los titulares de blogs han tenido y aún tienen la oportunidad de intentar argumentar con lógica. En lugar de eso, blogs como nestornautas.blogspot.com que dice ser de la corriente kirchnerista de Santa Fe (tal vez sea de una de las corrientes kirchneristas que hay en esa provincia), o tirandoalmedio.blogspot.com del periodista oficialista Gerardo Fernández, han caído en la censura total de mis mensajes.

Volviendo al artículo presente, es imposible profundizar racionalmente y ordenadamente el post sin comenzar por aclarar que el cuadro muestra valores sólo nominales y no reales, y que eso hace que inclusive la relación entre deciles esté muy distorsionada.

Estoy totalmente de acuerdo en que la inflación en otros momentos de la historia aumentó menos (para) los deciles más pobres que (para) los deciles más ricos (esa observación ya figura en mi informe del año 1985), y puedo precisar que para eso no hace falta remontarnos mucho en la historia, ya que un período paradigmático en tal sentido ha sido el que va de fines del año 2006 hasta el primer o segundo trimestre de 2010.

Y justamente por eso es que insisto en que el cuadro distorsiona la realidad, porque hace aparecer al primer timestre de 2014 (devaluación, baja de los consumos, inestabilidad económica, política y social) como mejor al promedio de los años 2007, 2008 y 2009 que fueron en la realidad los de mayor avance en la historia reciente de Argentina en la distribución efectiva de los ingresos.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI 8464942
Ex titular del sitio periodístico especializado (en el INDEC) indec.com.ar, censurado, clausurado, y apropiado anticonstitucionalmente para sí por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner
"Y justamente por eso es que insisto en que el cuadro distorsiona la realidad, porque hace aparecer al primer timestre de 2014 (devaluación, baja de los consumos, inestabilidad económica, política y social) como mejor al promedio de los años 2007, 2008 y 2009 que fueron en la realidad los de mayor avance en la historia reciente de Argentina en la distribución efectiva de los ingresos."

Este párrafo me parece interesante. Porque acá estamos viendo la mejora entre deciles, y falta la porción de la clase alta empresaria, con ingresos en dólares que no aparece ni en el decil 10.

Este sí es un debate que me interesa, porque debe quedar claro que una devaluación perjudica a todos los trabajadores con ingresos en pesos, a toda la pirámide, más allá del avance relativo de cada decil.

Es importante diferenciar distribución del ingreso entre individuos con ingresos, del poder adquisitivo de esos ingresos.

No niego que en años anteriores la mejora en poder adquisitivo haya sido más rápida que en los últimos. Ni tampoco que la devaluación de enero 2014 haya empeorado el salario real (un poquito, tampoco tanto).

Viendo un poco todo el panorama, el segundo semestre del año pasado (II sem. 2013) parece el mejor desde 1974 en lo que hace a poder adquisitivo del salario y distribución del ingreso. Ahora se retrocedió un poquito.

Ricardo, si tenés datos, poné los links. Gracias.
"Y justamente por eso es que insisto en que el cuadro distorsiona la realidad, porque hace aparecer al primer timestre de 2014 (devaluación, baja de los consumos, inestabilidad económica, política y social) como mejor al promedio de los años 2007, 2008 y 2009 que fueron en la realidad los de mayor avance en la historia reciente de Argentina en la distribución efectiva de los ingresos."

Este párrafo me parece interesante. Porque acá estamos viendo la mejora entre deciles, y falta la porción de la clase alta empresaria, con ingresos en dólares que no aparece ni en el decil 10.

Este sí es un debate que me interesa, porque debe quedar claro que una devaluación perjudica a todos los trabajadores con ingresos en pesos, a toda la pirámide, más allá del avance relativo de cada decil.

Es importante diferenciar distribución del ingreso entre individuos con ingresos, del poder adquisitivo de esos ingresos.

No niego que en años anteriores la mejora en poder adquisitivo haya sido más rápida que en los últimos. Ni tampoco que la devaluación de enero 2014 haya empeorado el salario real (un poquito, tampoco tanto).

Viendo un poco todo el panorama, el segundo semestre del año pasado (II sem. 2013) parece el mejor desde 1974 en lo que hace a poder adquisitivo del salario y distribución del ingreso. Ahora se retrocedió un poquito.

Ricardo, si tenés datos, poné los links. Gracias.

Hérnan P Herrera escribió:

“Este párrafo me parece interesante. Porque acá estamos viendo la mejora entre deciles, y falta la porción de la clase alta empresaria, con ingresos en dólares que no aparece ni en el decil 10”. (fin de la cita).

Pienso que tal vez los economistas y estadísticos de todo el mundo estén aún debiendo un indicador más adecuado de la distribución del ingreso. La comparación clásica entre el décimo más pobre y el décimo más rico de la población -si bien es útil- , tiene el defecto de ignorar (como si no existieran), al 80% de la población. Y no sólo eso, sino que -como bien señala aquí Hérnan P Herrera-, ese método oculta además la marcada desigualdad que se produce internamente en el décimo más rico (y yo agregaría que de la misma manera oculta la drámática desigualdad interna que se produce en el décimo más pobre, por ejemplo oculta el drama de quienes por cuestiones de desinformación o de lejanía de la ciudad de Buenos Aires -o por lo que sea-, no acceden ni siquiera a la asignación cuasiuniversal por hijo).

Existe el índice de Gini, me dirán los economistas y estadísticos de todo el mundo. Pero el índice de Gini si bien computa al 100 % de la población también oculta o disimula esa damática desigualdad de los extremos de la curva.

Existe la posibilidad de presentar una tabla en centésimos de población ordenados de más pobres a más ricos (vulgarmente percentiles), pero esa tabla -a la cual yo accedía cuando estaba a cargo de la supervisión de la metodología y fórmulas de cálculo del IPC en el INDEC-, es una inmensa sábana tabular muy difícil de interpretar, y mucho menos se puede interpretar de un vistazo.

Creo que ese indicador de la desigualdad de ingresos debería aplicar al índice de Gini el concepto de logaritmo (con el cual avanzaron tanto las matemáticas). Tal vez un semilogarítmo hacia arriba en la escala y hacia abajo. Pero yo ya estoy viejo y cansado y le dejo esa tarea a los más jóvenes, o a generaciones venideras.

Si puedo, si aún tengo fuerzas, seguiré analizando el comentario de Hérnan P Herrea, tal vez mañana.

Ricardo Patricio Natalucci
DNI 8464942
Ex titular del sitio periodístico especializado (en el INDEC) indec.com.ar, censurado, clausurado, y apropiado anticonstitucionalmente para sí por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner

Post más populares

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Privatizaciones en la Argentina, historia de los 90s

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

Salario real en la Argentina de 2017

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio