Tablero 2012. Escenario 2013.

A principios de este año sosteníamos que el gran desafío para 2012 era mantener el consumo y, sobretodo, el empleo durante un año de crisis. Hacíamos hincapié en que el Estado debía por primera vez evitar que una crisis fuerte la paguen los trabajadores.

Durante 2012, las políticas del Estado fueron orientadas a la economía real, la fortaleza del gobierno kirchnerista es entender que el gasto público social, la inversión social, debe crecer aun más cuando la economía no crece tanto. Porque en el largo plazo, el modelo está basado en ciertos pilares: crecimiento, distribución del ingreso, protección de los sectores vulnerables, paritarias, consumo, mercado interno, desendeudamiento, superávit comercial, superávit fiscal, etc.

Así, sobresalieron la creación del Pro.Cre.Ar, la recuperación del BCRA para la nación, la consiguiente obligación de que los bancos destinen a crédito productivo el 5% de sus depósitos, la recuperación de YPF para la nación y el Estado, el cumplimiento de los pagos de distintas deudas en dóalres de agosto y de diciembre, la inyección de varios miles de millones de pesos por parte de la ANSES, entre otras. Se logró cumplir el objetivo de que el sector externo no arrastre la crisis internacional a la economía doméstica. Se logró mantener el nivel de desocupación, que sólo retrocedió del 6,9% al 7,6%.  Además se logró detener la fuga de capitales, histórico detonador de grandes crisis para el país (al 30 de junio de 2012, los activos en el exterior aumentaron sólo un 2,5% respecto de diciembre de 2011). El nivel de consumo se mantuvo estable o aumentó, y el empleo apenas se redujo.

Es cierto que, por otro lado, el gobierno en algunos temas muestra debilidades: no logró que Reposo llegue a Procurador, la Fragata estuvo amarrada más de dos meses en Ghana, la Ley de Medios entra y sale de terapia intermedia, la inflación (resultado de la puja distributiva en el marco de un modelo basado en el crecimiento) fastidia, el 13S y el 8N movilizaron a un sector afín al que se movilizó con la 125 (otro momento de debilidad), el 20N impidió con éxito el acceso a la Ciudad de Buenos Aires (conducida por un macrismo sin brújula), y para el 19 de diciembre se ha convocado a una movilización contra el gobierno y contra el Estado, por elevación (en una fecha, como mínimo, lamentable).

Respecto del acompañamiento electoral, la mejor combinación a la que puede apostar el gobierno es al crecimiento con debilidad (o con sensación de debilidad). Esa fórmula, luego de la derrota de 2009 dio resultado. Pero hay un factor central, que desde aquella derrota -de 2009- pasó a ser obsesión: la presencia del Estado en la conducción de la economía y en el bienestar social.

Sólo el crecimiento conducido y promovido por el Estado puede generar distribución del ingreso y promoción de los sectores populares (más allá de alguna inflación que busca evitar esto). Mientras el gobierno puede atravesar momentos de menor o mayor debilidad, el Estado argentino actual muestra signos de una fortaleza inédita.

Y, aunque falta mucho, la combinación de un Estado fuerte y presente, sumado a un crecimiento (más o menos inducido) por encima del 5% y junto a una posible sensación social de debilidad del gobierno, podría darnos una sorpresa muy interesante en las elecciones de 2013, es decir, un resultado favorable al kirchnerismo por encima de lo esperado. Veremos.

Comentarios

Anónimo dijo…
Mesurado análisis. No coincido en cuanto a las "debilidades" ya que no se trata de un mero análisis FODA sino de la realidad que te lleva a enfrentar a poderes fácticos, a veces casi en soledad, con parte de la sociedad ocupada en la redondez de su ombligo como si su propio país no tuviera mayor importancia y no fueran parte de él.
Se ha ido ganando fuerza y capacidad de convicción merced a que los golpes contra la mera realidad han hecho rectificar muchos rumbos.
Si finalizamos con la simple afirmación de que un gobierno es bueno si al finalizar su mandato deja a su pueblo en mejores condiciones de las que imperaban cuando lo inició sin que eso implique un empeoramiento de la macroeconomía del país, sino todo lo contrario, sólo hay que rendirse ante las evidencias.

Buenas Fiestas.

Saludos
Tilo, 71 años
acacor dijo…
REVISÁ EL ÚLTIMO PÁRRAFO. Creo que quisiste poner 2013 y no 2003.

JL Music
Gracias Tilo, Feliz 2013. Sí, JL, tenés razón, gracias! Abrazos

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

La UCA, héroe y villano

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017