Se podría decir que no significa nada...





Se podría decir que la visita de Obama no significa nada en sí misma, es una visita más de un presidente. No en el sentido de tener un significado vacío, sino en el de no generar ningún perjuicio. Es un post de análisis político (ponele) no de semántica o filosofía (ponele, de vuelta).

Se podría decir que firmar acuerdos de cooperación en materia de educación, intercambio comercial para potenciar inversiones y comercio, de combate al narcotráfico, desclasificación de archivos de la dictadura, medio ambiente para potenciar la energía renovable, no significan nada, porque todo eso se podría hacer sin ningún convenio. O podría no hacerse bien a pesar de los convenios.

Se podría decir que subirnos al mundo por el lado que exigen las potencias que lo dominan en el hemisferio occidental, no significa nada, porque la verdadera independencia se consigue hacia dentro del país, cuando sus habitantes sienten que hay igualdad, derechos y bienestar.


Subirse al mundo, se podría decir que no significa nada, porque de la misma forma que antes no nos bajamos ahora no hay a dónde subirse que no hayamos estado subidos desde siempre. Así que la pelota vuelve a dónde siempre estuvo: a las decisiones de los gobiernos nacionales. De ellos depende articular esa interdependencia con el mundo a favor de un plan de desarrollo futuro y no de uno de valorización financiera que suele traer pobreza y desempleo.

Se podría decir que un Estado menos interventor en sí mismo no significa nada, porque gracias a ello podrían venir un monton de inversiones, una tormenta de inversiones, compensando ampliamente todo el mercado interno que se pierde por la reducción del poder adquisitivo del conjunto de los salarios de la economía, y generando más empleo. Además la IED suele traer en promedio trabajo de mayor calidad, registrado y en mayor cantidad promedio por unidad productiva. Que nos abramos al capital extranjero puede significar sólo esto último y no como siempre ocurrió una reducción del mercado interno (menos gasto público y menos importaciones) necesario para generar divisas y que ello permita una remisión de utilidades y dividendos acorde con lo que exige esta IED.

Se podría decir que el ajuste que está practicando el gobierno nacional no significa nada, porque es un paso previo para estabilizar las cuentas nacionales, fiscales, comerciales, del sector externo y eso va mejorar las expectativas de largo plazo.

Se podría decir que los miles de despidos del sector público y privado no significan nada, porque en realidad expresaban una economía ineficiente y la misma racionalidad va a generar un salto económico que recontratará toda esa gente pero ya en un sistema eficiente, en sintonía con el mundo.

Que haya tantos exCEOs en el aparato del Estado se podría decir que no significa nada, ya que un CEO podría tomar medidas inclusivas, sin actuar individualmente, coordinando con otras áreas de gobierno, y no sólo tomar medidas a favor de grandes empresas amigas amparados en una pseudo racionalidad técnica que, casualmente, siempre favorece al capital. Que haya tantos "expertos técnicos" no quiere decir que la política va a ser siempre ortodoxa.

Se podría decir que el tarifazo, la quita de retenciones, apertura comercial, la quita de encajes al capital especulativo externo, la desregulación del sistema financiero, la desregulación de FCI, la desregulación del BCRA sobre la obligación de entregar créditos productivos a PyMEs, no significa nada porque gracias a esta liberalización en algún momento van a bajar las tasas y eso favoreceré aún más el crédito para las PyMEs.

Que haya un shock de precios, producto de todas las medidas, podría no significar nada en sí mismo, porque la nueva eficiencia que se generará en la economía, producto de un natural esquema de precios relativos que no esté distorsionado por el Estado, va a permitir un desarrollo posterior en el que florecerá el trabajo y las oportunidades de movilidad social ascendente.

Podría decirse que pagarle a los buitres no significa nada, porque se resuelve el default provocado por Griesa y bajará tasas de interés. Y no cabe esperar nuevos litigios. Así se abre la posibilidad de tomar deuda sin complicaciones.

Podría decirse que un endeudamiento de varios miles de millones de dólares, no significa nada en sí mismo. Si hoy existe una deuda en dólares con privados del exterior por debajo de los 50.000 millones de dólares hay margen para llevar esta deuda a más del doble. Eso va a establizar la macroeconomía, y permitirá poner un plan de desarrollo de largo plazo, utilizando esa deuda para invertir en una infraestructura y un aparato productivo que mejore a su vez, la capacidad de repago de esa deuda, como nunca ocurrió durante un proceso de endeudamiento en la Argentina. Pero por suerte ahora sí va a hacerse.  

Todo lo que está haciendo el macrismo podría no significar nada en sí mismo. Ahora te pido que mires todo lo que está escrito en los parráfos anteriores, y me expliques con una mirada de conjunto sobre todas las medidas del macrismo, a #100días de haber asumido, si no signfican nada. Porque la hipótesis es que la administración Macri tiene un plan de conjunto (más allá de lo que diga). Por separado quizá nada significa nada grave, pero en conjunto a lo mejor sí. Depende del gobierno qué va a pasar con todo esto, y si podrá romper con la rutina de la historia que señala que este tipo de medidas perjudican el desarrollo.

Comentarios

Post más populares

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Privatizaciones en la Argentina, historia de los 90s

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

Salario real en la Argentina de 2017

La Argentina en pocas imágenes. Marzo 2017

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio