Pobreza, indigencia y ¿desarrollo?

Tranquilos. No voy revisar el resultado electoral y hacer crítica desde adentro hacia afuera, ni autocrítica desde afuera hacia dentro, ni desde adentro hacia dentro, ni desde afuera hacia fuera, o desde marte hacia venus, o algo así, para eso pueden ir a casi cualquier lado, dado que está de moda. Y sirve para chapearla de gran pensador, ponele. Yo coincido con todas las críticas, listo. En cambio, voy a seguir opinando de cómo estamos, a dónde vamos, y por qué, para qué. 

Veo la reciente publicación del Centro de Información y Formación de la República Argentina (de la CTA), en el cual se estudia las líneas de pobreza e indigencia en nuestro país. Obviamente, se trata de un estudio alternativo al Indec.

En el final de otro post, cuando se dejó de publicar la información de la línea de pobreza decíamos que era pertinente volver a consensuar un índice de pobreza para que no nos empiojen la discusión si en 2015 venía un gobierno ortodoxo. Históricamente, la ortodoxia tiende a concentrar el ingreso, casi que es su especificidad, la idea es que las miradas ofertistas generan mejoras superiores en los sectores humildes que las miradas basadas en la demanda, más allá de la brecha de ingresos entre los propietarios de los medios de producción y los sectores trabajadores, jubilados o postergados. Esa mejora superior en sectores postergados no sólo no se verifica, sino que en la historia se verifica el efecto contrario, y luego sobrevienen las justificaciones de esa marginación basadas en que algo no respetó esa ortodoxia, y así.

En el informe cuyas tablas y gráficos pego a continuación, se dice que actualmente hay 8,4 millones de personas pobres en la Argentina, lejos de los 14 millones que expresó Macri en varios discursos y notas de diarios.

Además en este informe se sostiene que desde 2003 hubo 10 millones de personas que salieron de la pobreza. Aquí hay un tema: se trata de pobres por ingresos, no importa si siguen viviendo igual de mal. De todos modos, cabe suponer que la mejor manera para que haya menos pobreza estructural es una política de ingresos sustentable que a través de una mejora en el poder adquisitivo de los sectores vulnerables se ayude a este sector a vivir cada vez mejor, a reforzar los lazos sociales y familiares, cosa que incluye el trabajo y la educación, dos pilares de la organización social, y fundamento del desarrollo.

El desarrollo no se puede dar automáticamente. No alcanza una política de ingresos, no alcanza la protección industrial, no alcanza el crecimiento, ni alcanza la distribución del ingreso de manera equitativa. El desarrollo requiere políticas activas planificadas en función de ese desarrollo, articulando distintos sectores de la sociedad y la economía, y mejorando el valor agregado del conjunto productivo siempre en función de la sustentabilidad, la previsivilidad, la estabilidad, el empleo pleno (o casi), los buenos salarios, la producción industrial estratégica, la tecnología incorporada al sistema, un consenso distributivo, un Estado presente, y la reducción del factor suerte en la vida que cada uno va a tener según dónde se nace.

En los últimos 12 años se mejoraron un montón de cosas, hubo redistribución, hubo política de ingresos, hubo protección a sectores improductivos. Pero no hubo polítcas de desarrollo que estabilizaran el sistema. Ahora esto último nos parece más importante que lo primero, porque volvió el temor al penduleo.

Pero. Pero hay una mínima chance que el nuevo gobierno de Macri, que comienza el 10 de diciembre, tenga en cuenta el desarrollo. Seguro que va a desmejorar la distribución del ingreso y los niveles de pobreza, porque de hecho, todavía no asumió y ya ocurrió (inflación, expectativas de concentración, apoyo a sectores rentísticos, etc). Como bien dice el informe citado, una devaluación catapulta los precios por encima de los ingresos y esto repercute en una mayor pobreza e indigencias. En 2014, tras la devaluación de enero de 23%, la pobreza aumentó 2%. Tras la estabilización, volvió a bajar. Y ahora se viene una devaluación posiblemente más fuerte que aquella.

Pero, perdido por perdido, no sería descabellado que el nuevo gobierno ponga en funcionamiento políticas de desarrollo, con una mejor ley de entidades financieras, con una estructura tributaria reformada para que sea más progresiva, con mejores y firmes consensos, con el poder del Estado en la promoción de un sector estratégico, o varios, competitivo/s, equilibrándolo/s en sus distintos eslabones, mejorando su dinámica y mercado interno y externo, mejorando procesos productivos, buscando instalar alguna marca a nivel mundial, apuntabndo al compre nacional, mejorando la absorción de tecnologías productivas para sectores estratégicos en un saldo externo positivo que apunte a la sustentabilidad de la economía, promoviendo la formación de profesionales en ese sentido.

La Argentina no tuvo políticas de desarrollo, alguna cosa incipiente, desde Fabricaciones Militares o YPF, si se quiere, pero no se avanzó en la promoción del sector privado en este sentido, una política sectorial, específica. Hubo mucha macro, y poca o ninguna meso.

Esto es parte de lo que promueve un penduleo insoportable, desde una distribución del ingreso insostenible en función de la relación con el exterior (la necesidad de divisas), hasta una concentración terrible con endeudamiento y alto desempleo, que hace doloroso habitar el país para la mayoría.

Por lo menos, ojalá que el nuevo gobierno tenga en cuenta algo de esto.

En definitiva, los datos de pobreza e indigencia en estos 12 años, según CIFRA, muestran buenos resultados, dentro de todo:




Comentarios

Alcides Acevedo dijo…
Te felicito: tu caradurismo se mantiene incólume... en pocos días más vamos a conocer los verdaderos datos de la pobreza, vamos a ver qué decís.
Martín dijo…
Muy interesante y bien argumentado.
Creo que este gobierno (que se va) ha hecho bastante por mitigar los efectos devastadores de la crisis de principios de siglo, tuvo que lidiar con eso y era evidente que no lo iba a resolver ni en doce ni en veinte años, lo que no quiere decir que haya sido todo perfecto, algunos pretenden que digamos que este gobierno aumentó la pobreza o colaboró con ella, lo cual es mentira aún tomando los números de pobreza de Macri. El que sigue también va a tener que lidiar con esa historia, porque no es algo que se resuelva de un día para el otro, de hecho, antes de 2001-2002 ya había pobreza estructural, y bastante. Me parece que esa pobreza estructural viene arrastrándose, mínimamente, desde principios de los '80, y todavía estamos lejos de resolverla. El tema es que no volvamos a un pico, como hace 12 o 13 años.
Y celebro que algunos blogueros no se sumen a la campaña "critiquemos que es re cool".
Salutes.
Gracias Martín, creo que en aprender a matizar, en buscar lo bueno de lo malo, lo malo de lo bueno, y además entender que un país y la gestión de un Estado no es un campo de rosas, donde o está todo bien o todo mal, en un contexto de vamos por ahí, que es un quilombo pero es mejor que el otro quilombo, está el fundamento para avanzar. Digo, no se trata sólo de elegir lo menos peor, además es clave el aporte de cada uno, de cada sector, para que ese menos peor sea cada vez mejor. Sino somos troskos o antiestatistas.
Gachi66 dijo…
Alcides Acevedo,

El gobierno entrante, a través de su Ministro de Energía, el Sr. Aranguren, ya admitió que los datos de pobreza que presentaba Macri basado en un estudio muy irregular como es el de la UCA, son una mentira.
Cuando el Sr. Aranguren dice que el ajuste de tarifas de la electricidad y el gas no va a afectar a los sectores pobres y habla de 2.000.000 de usuarios, si por usuarios entiendo hogares y eso lo multiplico por 4 miembros (familia tipo) llego a 8.000.000 de pobres. Te concedo que en los hogares pobres la familia tipo es generalmente más grande y te aceptaría un promedio de 5 personas por hogar, son 10.000.000 y no 14.000.000. Hay que tener en cuenta que dentro de los usuarios de menor poder adquisitivo están los jubilados y allí los hogares bajan a 2 personas.
Parece que para hacer campaña sirve el informe de la UCA pero para aplicar el tarifazo mejor tomar las cifras del INDEC ¿no?.
Se quedan sin argumentos muchachos. ¿Cuál es el "relato" entonces?

Gachi
Alcides Acevedo dijo…
¿viste Garchi66?

La mentira de 12 años de los K ahora se les vuelve en contra... si los subsidios son para los pobres y hay pocos pobres no hay problema de que suba la tarifa...

Antes de precipitarse y criticar las contradicciones de los demás deberían hacer acto de contrición y pensar un poco, la mentira siempre se te vuelve en contra.
Hernan, averigua como han podido reducir la pobreza otros estados latinoamericaos en los ultimos 12 años, por ejemplo Colombia, Brasil, Mexico o Chile. Se me ocurre que los logros de la "decada ganada" quedaran penosamente relativizados...
Argentina en proporción es uno de los países que más redujo la pobreza de esos. ¿O pensas que gana la derecha porque la demanda real del apoyo a Macri es que siga bajando? No estás viendo las cosas con claridad.
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
He recorrido bastante Latinoamerica a lo largo del tiempo y la Argentina ha caido claramente en comparacion con muchos. De donde sacaste que la Argentina es la que mas consiguio reducir la pobreza?

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos