Si nos organizamos... ajustamos todos...

A continuación les pego un montón de citas de diarios, vinculadas con el debate sobre el ajuste de la economía argentina. El interés de esto surge porque hay dirigentes de todos lados que dicen que hay ajuste, otros que lo piden, otros que lo provocan, y otros que señalan que dicho ajuste no existe.

Lo curioso es que algunos de los que lo piden se verían perjudicados por un ajuste.

En algunos casos, sobre todo desde ciertos medios, los de siempre, se espera que el ajuste exista de verdad. Incluso, se han lamentado sutilmente, y no tanto, porque el FMI no formó parte del acuerdo con el Club de París.

Otra cosa que llama la atención es el discurso de gran parte de la clase media acomodada. Que por un lado repite que el ajuste es inevitable (?), por otro se queja de la pobreza (¿por qué un ajuste no perjudicaría la pobreza?), y por otro no tiene en absoluto claro a qué le llama ajuste. Se confunde restricción externa con políticas de ajuste, se confunde aumento de tasas con ajuste, se confunde inflación -por puja distributiva- con ajuste, se confunde déficit público -sin condicionamientos externos- con ajuste. Se confunde.

Es verdad que la economía argentina atraviesa por un momento de ordenamiento. Pero no se puede negar que el Estado está contraponiendo a cada medida de orden macro una de mayor inclusión. Que lógicamente no son del agrado de la ortodoxia. La devaluación fue seguida del Progresar, los aumentos de precios fueron seguidos del aumento de la AUH (40%) por encima de ellos, el acuerdo con el Club de París fue seguido de la nueva moratoria previsional y ampliación de beneficios de la tarjeta Argenta.

Nada de esto se dice en esos medios. Prefieren hablar en las tapas de una Secretaría en el Ministerio de Cultura que de la moratoria previsional que busca la universalidad jubilatoria, o de la ampliación del calendario obligatorio de vacunas. Se busca confundir, y lo grave es que muchas veces lo consiguen.

¿Para qué sirve toda esta confusión? Para promover un ajuste real por parte del actual gobierno, o para poder ajustar si llega a ser gobierno un referente de estos sectores, sin que se note tanto, en el medio de la confusión.

El ordenamiento de la economía argentina se está dando bajo el control del Estado, de manera tal que no afecte a los sectores vulnerables, como históricamente ha ocurrido en la Argentina cuando las políticas populares alcanzan un cuello. Por eso es un momento inédito, y que puede quedar en la historia como un ejemplo de gestión.

Citas:
“He escuchado a algunos analistas, banqueros e industriales, pidiendo que se baje el gasto público. La campaña para bajar el gasto público me da escalofríos”, expresó Kicillof.

"En el fondo, todos los problemas derivan de la falta de dólares. Por eso la City seguirá en vilo hasta el jueves, cuando la Corte Suprema estadounidense decida si acepta o no la apelación argentina del fallo del juez Thomas Griesa a favor de los fondos buitres. Lo que busca el Gobierno no es la goleada sino el empate agónico. Necesita llegar hasta diciembre para que venza la cláusula RUFO (right upon future offerings), que le impide negociar con los buitres sin pagarle lo mismo al 93% de los acreedores que aceptaron los dos canjes con quita de 2005 y 2010. Cuenta con el envión positivo del pacto con el Club de París, una carambola que se destacó en estas líneas la semana pasada", escribió Bercovich

"El dólar no se mueve, las tasas están altas, el crédito se desvanece. El mercado festeja, pero la industria automotriz fabrica y vende menos. Es difícil la fórmula para contener la inflación, el dólar quieto, y al mismo tiempo mantener un elevado consumo interno. En la Argentina hay 10 fábricas que producen autos. Y hay siete en problemas. Problemas cuya solución radica en achicar el stock. Es decir, frenar la economía tiene como consecuencia directa un menor consumo, y un menor consumo es ajuste, porque si se vende menos los empresarios toman medidas. Si hay menores ventas, necesariamente hay que achicar la producción. Esto sucede en la Argentina y en cualquier lugar del mundo." Cronista.com  

"Trabajo con una interlocución muy fuerte con diversos sectores del mercado de capitales. En algunos, la visión a mediados de enero era que el Gobierno no llegaba a fin de marzo. Día a día las noticias aparecían casi reiterativamente en las tapas de los diarios. Cuando no era la caída de reservas, era la suba del dólar paralelo en las tapas. Y eso generó un clima de que el Gobierno no llegaba y un clima de que iban a vaciar al Banco Central, y ese clima exacerbó la compra de dólares en el convencimiento de que el Banco Central no llegaba a la liquidación de exportaciones. Hay una encuesta en Infobae, de hace diez días, cuyo título era “El 65% no cree que haya una desestabilización financiera”; una cosa así. Muy interesante, porque cuando uno lo veía, las preguntas eran: “¿Usted cree que Cristina debería irse ahora?”. El 29% decía que sí. Entonces uno decía: “Para mí el título es el otro”. Me hubiera imaginado que en un país, después de todos los años de democracia, eso daba 7 u 8%. Digo, si en esa proporción uno tiene que salir a explicar por qué hay sectores que quisieron desestabilizar financieramente al Gobierno, lo explico. Pero, obviamente, no era el sistema financiero el que quería desestabilizar al Gobierno. La experiencia en la Argentina es que los gobiernos caen cuando se quedan sin reservas." Bein, en Perfil, en marzo. 

Arriazu planteó que "una devaluación exitosa se traslada 70% a precios, una devaluación normal se traslada 90% a precios, y una devaluación mal hecha se traslada 110%. Lo cual implica que claramente el ajuste es insuficiente". Seguido de ello se preguntó si se hará "el resto del ajuste" a lo que se respondió que "algún día, en el futuro. La clave está en que si yo consigo dinero voy a hacer el menor ajuste posible de tipo de cambio, de tarifas, y por lo tanto voy a tratar de ganar la mayor popularidad posible y la mayor cantidad de votos", opinó. Ambito

En un documento que lleva la firma de Moyano, la CGT afirma que las últimas medidas del gobierno son "un sinceramiento brutal del ajuste sobre los trabajadores". Menciona entre las medidas la devaluación del peso "a un ritmo inusual", la quita de subsidios a las tarifas energéticas y de transportes, la creación de nuevos impuestos, imposición de techo del 18% en las paritarias 2014, blanqueo de los aumentos en alimentos y desaparición del congelamiento de precios, y aumentos de los combustibles. Iprofesional, enero de 2014.

"Hace falta un ajuste". En un análisis del escenario económico actual, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez , pidió hoy que el Estado "revise sus costos". "No digo que haya que sacar subsidios. Es necesario transparentar", remarcó.

"Sobreentiendo que cuando el titular de la UIA habla de quitar subsidios, habla de quitar subsidios a los consumidores, no a los industriales que pagan el gas más barato, la energía más barata, el combustibles más barato, y eso ha sido un factor de competitividad durante estos diez años", reflexionó Giorgi.

En ese sentido, consideró que "lo que tienen que entender los sectores que han progresado tanto en la última década merced a esta expansión de consumo, es que en la distribución del ingreso es en el único lugar que no funciona la ley de gravedad". "Finalmente (el beneficio) termina subiendo cuando mejorás los salarios y mejorás las distribución, porque ese argentino que cobra la asignación va al almacén a comprar alimentos o comprar zapatillas, y ese minorista le compra al mayorista, y luego ese mayorista va a la fábrica", ejemplificó, la presidenta, al anunciar un 40% de aumento de las asignaciones universales por hijo.

Lozano: “El Gobierno nacional adoptó una política de ajuste ortodoxa”. Las tasas de interés se han duplicado, hay un avance con estrategias de tarifazos y algunos capítulos que todavía no aplican como el ajuste fiscal. Todos son pasos en dirección a un proceso de ajuste en búsqueda de obtener financiamiento externo, volver a endeudarse o pisar las importaciones y que la economía entre en recesión para tener un saldo comercial mayor. Esto en una Argentina que socialmente está atada con alambre: tenemos una población con 17 millones de trabajadores con ingresos de 4.200 pesos mensuales; el 75 por ciento gana menos de 6.500 pesos y la canasta familiar no baja de 10 mil pesos. Mayo de 2014

"Plan Progresar: más de 368 mil jóvenes lo cobrarán en junio", Télam

"En esta nueva moratoria podrán entrar los más desfavorecidos, porque en la anterior entraron las clases más altas que fueron los que más criticaron. La Anses va a reservarse el derecho para que esto llegue a los sectores de mayor vulnerabilidad social. Esto significa poder acceder al Pami, a la tarjeta Argenta y a la redistribución de ingresos", señaló Cristina Kirchner. "La primera moratoria tomó como fecha de corte 1993 y a fines de los 90 y principios de 2000 fueron cuando se dieron las mayores tasas de desocupación", explicó Cristina, al señalar la importancia de esta segunda moratoria,  que beneficiará a 473.000 adultos mayores. En Tiempo.

"Lo que dijo Brito es una amenaza, dicen que están timbeando de nuevo y que va a haber una devaluación. No hemos sido rigurosos con la reglamentación. Los que dicen que se viene una tormenta es porque venden paraguas", sostuvo. Y agregó que "el señor Brito -dueño del Banco Macro- debería ser más prudente, fundamentar lo que dice y mostrar a los argentinos lo que ha ganado" en los últimos años en los que el kirchnerismo gobernó el país. "Cuando un banquero dice que se viene una devaluación hay que ver si no está tratando de provocarla. (...) Que se saquen la máscara y que digan lo que quieren bajar del gasto público", insistió Kicillof. 

"El pánico del Gobierno hacia un default recién apareció cuando esa posibilidad se volvió inminente. Como de costumbre, Cristina Kirchner pisa el freno cinco metros antes de estrellarse. El jueves recibió a Kicillof como si fuera el vencedor de la guerra de las Galias. Cantó el himno del desendeudamiento, pero esta vez omitió una estrofa: no se ufanó de haber conseguido "la quita más grande de la historia". El grupo Carta Abierta y La Cámpora saborearán que en la negociación no intervino el Fondo Monetario. Un caramelo de plástico. Quizás, si hubiera intervenido, el país habría ahorrado miles de millones de dólares." Pagni

Para Blejer, el gobierno esconde un ajuste en las recientes medidas económicas. El economista, ex presidente del Banco Central, dijo que hay que negociar con el Club de París y permitir que el FMI realice auditorias anuales a las cuentas argentinas. El economista Mario Blejer fue entrevistado por Marcelo Bonelli en “A dos Voces”, por TN. Allí, habló sobre el contexto económico y la perspectiva para los próximos meses. Consultado si el actual contexto presenta características similares a 2001, Mario Blejer afirmó que “el año 2001 fue mucho peor, teníamos a los bancos quebrados, el sector financiero no era sólido, nada de eso se da en este momento. Las condiciones objetivas, en este caso, son diferentes”. Febrero de 2014 

Luego, Cristina autorizó a aplicar la receta del FMI: devaluación, aumento de tasas, tarifazos y caída del salario. Precisamente la instrumentación de esa receta hizo viable una cuestión política para la Casa Rosada: que el Club de París no insistiera con la auditoría del FMI, dado que Kicillof lleva adelante su tradicional programa. Bonelli

La Plaza de Mayo colmada por entusiastas familias, jóvenes unidos y organizados, y cohesionados militantes del proyecto político en curso desde 2003, fue demasiado para los teóricos del "fin de ciclo". El acuerdo con el Club de París, por el que la oposición política y su voz mediática (¿o es al revés?) apostaron todo su capital que nunca jamás se alcanzaría, colmó el límite de lo tolerable, encendió todas las alarmas, y motivó un contragolpe tan previsible como atolondrado: el llamado a indagatoria de Amado Boudou. Tiempo

El mandatario, Luiz Inácio Lula da Silva, declaró en reportaje a la revista cultural Piaui, publicada ayer, que no lee los diarios “porque "tengo problemas de acidez” estomacal." Enero de 2009. 

Fin de las citas

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos