Que la crisis la paguen los trabajadores II

De los autores de "Europa en 2012 vive una crisis económica real denigrante" donde el trabajo cada vez está más ausente (con una España que flexibilizó su empleo), conocidos también por superproducciones como "El neoliberalismo en la Argentina consolidó un piso de desempleo estructural en el orden de un 14%" durante los 90s, llegan "Que la crisis la paguen los trabajadores I" y "Que la crisis la paguen los trabajadores II" (el post que estás leyendo).

Uno de estos autores es Ou Yei Ferreres, que hoy escribe en La Nación cosas como las que siguen (la negrita es mía):
"Es necesario erradicar el empleo irregular o gris para poder ir, lo más que se pueda, al empleo formal. Ahora bien, son muy altas las cargas sociales y las rigideces que recaen sobre el empleo formal, lo que significa una protección alta para dicho empleo. Esta protección es buena, pero al mismo tiempo dificulta la necesaria movilidad del trabajo en la época de la economía del conocimiento del siglo XXI o para épocas de crisis como son las actuales en el mundo y de las que no estamos exentos. Esta barrera de salida alta del mercado laboral, que es mayor protección para el trabajador, tiene sus costos
"Costos muy grandes para transformar la empresa o el organismo acorde con los tiempos hacen que esta protección o barrera de salida se constituya al mismo tiempo como una barrera de entrada, es decir, todos los empleadores tratan de evitar el incremento de empleo formal, incluso el Gobierno. El hecho de haber aumentado estas barreras ha precarizado aún más el mercado laboral. 
"Si realmente queremos un mercado laboral más formalizado, con aportes jubilatorios y obra social para todos, tenemos que cambiar los conceptos pues estamos aplicando lo opuesto. Cuantas más barreras de salida ponemos al mercado de trabajo más gente dejamos precarizada, pues el mercado formal se achica o aumenta menos de lo que podría aumentar. Con prohibiciones de todo tipo y con la industria del juicio en su mejor momento no estamos logrando muchos resultados."
Son distintas señales de que la crisis exógena empieza a entrometerse en el país, y empieza a afectar la economía, y detrás de eso los sectores que quieren la película yanqui (donde siempre ganan los que ellos quieren) están dispuestos a ir por el trabajo, por el recorte y la flexibilización. Porque registrar más empleo es perfectamente justo, como se viene haciendo en los últimos 9 años, pero nunca a costa de destruir otros puestos de trabajo, como sugiere Ou Yei.

Por eso seguimos diciendo que el movimiento obrero debe ser fuerte y estar asociado al Estado para defender a los trabajadores, y no estar desconcentrado en otros temas. Porque con las medidas que casualmente critica Ferreres es que se construye una nación justa e igualitaria. Es sano que Ferreres admita que la crisis es externa, pero es tremendo que diga que flexibilizar el trabajo beneficia a los trabajadores, no sólo porque insulta nuestra inteligencia y consciencia, sino también porque agrede directamente las conquistas sociales de estos años y promueve una reacción.

Es éxito de taquilla en Europa, pero se espera que la importación de esta película quede trabada en aduana. 

Comentarios

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

La UCA, héroe y villano

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

El problema de las economías regionales durante el gobierno de Cambiermos