Crónica mínima de River Plate - Ferrocarril Oeste

Un sábado distinto. Me mandé a ver River - Ferro.

Lindo clima, muchos padres con chicos, chicas lindas, parejas, mucha gente, un gran espectáculo.

Dado que el 2 de abril es el día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, todos los hinchas de River y de Ferro cantaron "el que no salta es un inglés", mientras Lanata, Sarlo, los editores de Clarín y La Nación lo veían por TV y jugaban -por ejemplo- al bridge. Lo popular en general no es permeable a los análisis rebuscados del tipo "escuchemos a los kelpers". Lo popular tiene códigos de calle. Y ahí estamos.

Otra cosa, de sociología futbolera fue terminar de entender que los equipos son sus hinchas, y los jugadores (¡y el técnico y los dirigentes!) sus representantes, si no actúan como uno espera los prenden fuego. Había un tipo que gritaba fuera de sí "chori te espero a la salida para recontra cagarte a trompadas". Sí, capaz que no era una medida exagerada.

Cuando un equipo juega mal, no representa a sus hinchas y éstos se enojan. Por eso sigo diciendo que la analogía de decir que Néstor es Maradona y Cristina es Messi, funciona como piña, porque juegan excelente y representan a la sociedad en su conjunto.

La gran mayoría de los hinchas sigue festejando a la barra brava, no sé qué festejamos (!). Soy un convencido de que cada conflicto que involucra a una barra brava debe penalizarse con quita de puntos a su equipo. Pero esto es una polémica de otro blog.

En términos futbolísticos pienso que jugar con dos 9 (Cavenaghi y Trezeguet) no genera un problema entre ellos (eso es una gansada), pero le quita un jugador al equipo para transportar la pelota. Lo cual perjudica las llegadas y fuerza a tirar muchos centros. A River le falta orden sin la pelota, debería usar un poco el verde de Ferro, por inmaduros. Pero lo importante es ganar y todo lo demás se va viendo. Una fiesta, desordenada, pero alegre.

Eso. Sigan con lo suyo. Buen fin de semana y gran segundo trimestre (?).

Comentarios

Ricardo dijo…
River tiene un par de problemas. Amén de depender demasiado de las individualidades (el análisis fácil), es un equipo largo y eso se vio claramente hoy. Al jugar con el tridente pierde creación, porque al Chori le sienta mejor bajar a buscarla que estar abajo para transportarla. Pierde sorpresa y así pierde peso. Y además queda demasiado sólo Ponzio, al tener dos carrileros netos como Sánchez y Ocampos. Aguirre le sentaría mejor al mediocampo pero, ¿quién sale? ¿Un defensor? Ni loco.
Puede seguir jugando así, pero me gustaba más con el 4-4-2 de la primera rueda. Me parecía más sólido. El tema es... ¿lo sacás al Chori para ponerlo a Aguirre? Qué difícil, ¿eh?

Saludos.
Claramente. El chori baja a buscarla, estira el equipo y transporta con el único pase posible a Ocampos (o hacia atrás).

Tiene que salir uno de los 9, no porque se pisen, sino por lo que decía antes.

Post más populares

¿Cómo se calcula el impuesto a las ganancias (cuarta categoría)?

Necesidades básicas insatisfechas (NBI) por provincia

¿Cuántas empresas hay en la Argentina? Maso 600.000 empresas

Sobre el bono para trabajadores. Un ejercicio

Encuesta "falopa" en Tuiter, perdió Macri

Nuevo informe. Que la UCA diga si es kirchnerista

Fuga de capitales hasta marzo 2017 - BCRA

La UCA, héroe y villano

El primer mes del segundo semestre, la economía 5,9% abajo

Salario real en la Argentina de 2017